Córdoba (EPatagonicas) 14 de Septiembre. – Tres profesionales ligados a la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y al Conicet diseñaron un gasificador que funciona con residuos boscosos. El equipo costeado con financiamiento estatal tiene perspectivas de transformar el gas de síntesis resultante del proceso en energía térmica o eléctrica. Los investigadores piensan en montar su propia empresa.

Grupo de investigación desarrolla equipo capaz de generar energía a partir de desechos forestales.

El ingeniero Mecánico Aeronáutico e investigador del Conicet Jorge Esteban Vera, junto a la doctora en Física Marianela Carubelli, quien a su vez es profesora de la UNC, del Instituto Universitario Aeronáutico (IUA) y miembro de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), y Luis Bertolino, ingeniero Mecánico Electricista y profesor de la cátedra termodinámica en la UNC, conforman un grupo de investigación que ha desarrollado un equipo gasificador enteramente nacional.

El aparato funciona con material forestal y es capaz de generar por hora un promedio de 40 a 45 m3 de gas de síntesis (syngas) con 14 kilos de biomasa, lo suficiente para generar 60 KWh, según asegura Vera en diálogo con energiaestrategica.com.

“El proyecto fue desarrollado con aportes de la Universidad Nacional de Córdoba a partir de un financiamiento de a través de la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología, y el Conicet”, explica el ingeniero, quien agrega que de acuerdo a los resultados de las pruebas están pensando en montar su propia fábrica de equipos. El prototipo realizado ya tiene destinatario: el Rotary de la ciudad de Córdoba que instalará el reactor en una escuela para su abastecimiento energético.

Ahora los desarrolladores están solicitando financiamiento nacional y provincial para dar los pasos siguientes e institucionalizarse como firma comerciante. Asimismo, han presentado su proyecto en el concurso de tecnología INNOVAR y se encuentran a la espera de los resultados.

El proceso

El gasificador funciona con desechos forestales a través de un proceso termoquímico en el cual se produce la descomposición de la biomasa en gas de síntesis (syngas).

Primero, se coloca la biomasa dentro del reactor. Allí, tiene lugar una instancia de secado del material boscoso que disminuye sus niveles de humedad a entre un 20 y un 30 por ciento. Preparada la biomasa, se da la etapa de transformación termoquímica donde se genera el syngas; para ello es necesario que los desechos sean combustionados con oxígeno en proporciones menores a las necesarias para una combustión completa, ese quemado parcial con restricción de oxígeno permite la formación del gas de síntesis. Por otra parte, las cenizas resultantes se despachan por una cavidad interior del artefacto.

Finalmente, ese gas producido queda depositado en una tubería no sin antes someterse a una filtración necesaria para depurar los polvos en suspensión que generó el propio proceso. Concluidas las etapas, el syngas puede transformarse en energía térmica, por un lado, o eléctrica, por otro, a partir de un motor específico para su tratamiento.