Buenos Aires (EP), 16 de Mayo 2022. El sector busca sumar nuevas líneas para poder dar abasta a la demanda.

Los cuellos de botella en la capacidad de transporte es una limitante actualmente, no solo para la producción de gas natural y de petróleo, sino también para las energías renovables. Pero el contexto de altos precios internacionales de los hidrocarburos dio una ventaja extra al sector verde que apunta los cañones para que en un trabajo en conjunto entre generadores y clientes se pueda comenzar a destrabar este faltante con la construcción de nuevas líneas de transmisión entre privados.

Así lo aseguró el CEO de YPF Luz, Martín Mandarano, en una entrevista en la que planteó que «hoy tenemos más demanda que la que podemos abastecer», a raíz de la limitante del transporte que detalló «está haciendo que se paguen precios exorbitantes por la prioridad de despacho».

La invasión de Rusia a Ucrania cambió el escenario de la energía a nivel global y la disparada de los precios de los combustibles fósiles tiene su impacto en las renovables incluso aquí, en este país del extremo sur.

«Con la ayuda de los precios internacionales que repercuten en el GNL y el gasoil que se consumen para generación, los precios de la energía eléctrica que abastece a la demanda desde Cammesa han subido. Hoy están en el orden de 80 a 85 dólares por MWh y con proyecciones para el invierno de que podrían superar los 100 dólares el MWh», explicó Mandarano.

Y detalló que por ello «los mercados de las renovables, que estamos en 60 a 65 dólares el MWh, son muy competitivos frente a estos números y estamos viendo que la industria se está volcando fuertemente a querer contratar renovables».

Este cambio de valores es lo que el CEO de YPF Luz indica que llevó a que «hoy tenemos más demanda que oferta. Se ve la demanda muy interesada más allá del mandato corporativo porque es muy competitiva ante los precios del sistema en general».(…)

Fuente: Diario Río Negro

Fotografía YPF Luz