Neuquén (EP), 29 de junio 2022. En 2020 se destrabó la medida judicial que retuvo 5 años 54.845 garrafas. Fueron cedidas a YPF Gas para que las acondicione luego del abandono. La propuesta original era que los municipios de la región puedan repatriarlas, pero hubo poco interés.

La planta fraccionadora de gas del Parque Industrial de Neuquén, propiedad de Enarsa (90%) y CALF (10%), se anunció en 2011, se construyó en 2013 y se terminó en 2014, pero nunca funcionó. Y nunca lo hará: las fallas de diseño y el crecimiento urbano alrededor del predio la convirtieron en objeto de demolición. El complemento de esta historia de fracaso fueron las 54.845 garrafas que no se pudieron utilizar durante años por un freno judicial. A simple vista cualquiera pensaría que la intervención judicial tendría que ver una investigación de oficio, sin embargo, el abandono llegó por una demanda civil cruzadas entre el arquitecto y la firma creada para el proyecto.

Hace dos años los envases, que estuvieron tirados a la intemperie cinco inviernos, viajaron 1.037 kilómetros hasta Mercedes (Buenos Aires) con el objetivo de ser revisados -el proceso se denomina certificación– para poder regresar a familias de bajos recursos de las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

Enarsa las cedió, vía convenio y no como compra, a YPF Gas -firma que concentra el mercado del gas licuado de petróleo envasado- y una vez realizadas las pruebas debían ser los gobiernos municipales los que solicitaran y buscaran los envases para asistir a las familias de sus ciudades. Incluso con las necesidades que la pandemia potenció, el interés fue nulo.

Hoy las garrafas están en el mercado y sirvieron para apuntalar parte del déficit que gravitaba hasta el año pasado por el faltante de envases. Muy pocas volvieron a la Patagonia, por ejemplo Neuquén que tenía asignadas 10.000 solo adquirió 1.000. Tampoco los gobiernos provinciales ni el Nacional pusieron esmero.

Para tener una idea de lo que son 54.000 garrafas alcanza con explicar que serviría para que las más de 12.000 familias que las necesitan en Neuquén capital tengan, al menos, cuatro cada una, cuando regularmente suelen conseguir una. Hoy un envase se consigue en sitios de venta por hasta 15.000 pesos.

Fuente https://www.rionegro.com.ar/

Fotografía Gobierno de Río Negro