Buenos Aires (EP) 18 Mar. – El Enargas todavía no publicó las nuevas tarifas aunque ya comenzaron las negociaciones. La Nación propuso trasladar un 20% del costo de invierno hacia el verano para frenar el impacto.

Si bien todavía no se conocen los nuevos cuadros tarifarios del gas para el período de invierno, el gobierno nacional anunció que se podrá trasladar un porcentaje de la factura hacia el período de verano.

Se trata una estrategia muy similar a la que se aplicó el año pasado. Se busca amortiguar el impacto de la tarifa en el bolsillo del usuario final durante el período de mayor consumo, y se le permite saldarlo hacia los meses más cálidos. Los intereses generados por el traslado de la deuda quedan a cargo del Ejecutivo Nacional.

Desde la oposición no tardaron en señalar que se trata de una medida electoral que tiene como interés principal apuntalar la imagen del gobierno frente a las próximas elecciones presidenciales.

A finales de febrero, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) convocó a las distribuidoras de gas a una nueva audiencia pública para determinar un nuevo ajuste semestral. Allí las compañías le solicitaron aumentos de hasta 35% a partir del próximo primero de abril.

La distribuidora Camuzzi Gas del Sur, que presta servicio a Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego pidió un aumento del 33%.

Sin embargo, el incremento real no se sabrá hasta fines de marzo cuando el Enargas publique mediante una resolución los nuevos precios.

En el medio de la negociación entre las distribuidoras y el ente regulador, el gobierno nacional anunció el nuevo esquema de pago.

Según fuentes del sector a las que preguntó “Río Negro”, ninguna de las distribuidoras del país fue consultada. “Todavía no se sabe cuánto va a ser el incremento en abril y el gobierno nacional anuncia que se puede posponer parte del pago”, expresó la fuente.

Los posibles aumentos

En el escenario de que el ajuste semestral, que entrará en vigencia a partir de abril, sea el 33% que solicitó la distribuidora Camuzzi, el aumento promedio en la factura será de 149,29 pesos.

El consumo medio mensual de un usuario de la categoría R1 (la más baja para residenciales) es de 145 metros cúbicos (m3). Es decir que al año el gas utilizado asciende a 1.740 metros cúbicos. Si se tiene en cuenta que el costo por metro cúbico es de 3,12 pesos, el costo anual es de 5.428,80 pesos.

Por consiguiente, el costo mensual promedio para un usuario de la categoría R1 hoy es de 452,40 pesos. Si se hace efectivo la suba del 33% el costo de los 145 m3 pasará a ser de 601,69 pesos desde abril. El aumento tendrá mayor impacto en el resto del país, por el subsidio vigente que tiene la Patagonia.

Vale aclarar que el consumo depende de varios factores como cantidad de habitantes, metros cuadrados y el uso eficiente.

Las claves del próximo aumento

Para el gobierno el aumento de abril será menor al 30%.

Las distribuidoras pidieron hasta un 35% de incremento.

Cuando hicieron la solicitud, el dólar estaba a $39,80.

El gobierno anunció que se podrá trasladar 20% del costo de la factura de invierno para verano.

Las distribuidoras no fueron consultadas sobre el traslado de la tarifa.

La región patagónica tiene la factura subsidiada.

El nuevo precio será publicado por el Enargas a fines de marzo.

La suba se hará vigente a partir de abril.

1. Portada Principal