Buenos Aires (EP) 28 de Mar. – Las principales petroleras del país enviaron la semana pasada una carta a la Secretaría de Energía para solicitar que el gobierno realice en abril una subasta anual para comprar el gas que se destinará al segmento residencial a partir del 1º de mayo de este año. Las empresas pretenden que el Ejecutivo instrumente un mecanismo que defina con cierta nitidez cuál será el precio del gas en boca de pozo para el próximo año. Es condición sine qua non para retomar la perforación de pozos de gas que garanticen el suministro del fluido para el invierno de 2021. Es la primera vez en 10 años que no hay un solo equipo de perforación activo destinado a gas.

En esa clave, la Ceph, la cámara que nuclea a grandes petroleras como YPF, PAE, Total, Wintershall, Pluspetrol, Tecpetrol y CGC, cursó el 19 de marzo una nota dirigida al subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, en la que describen el escenario actual que enfrentan la industria de producción de gas, repasan una serie de incumplimientos que erosionaron su negocio; y solicitan el aval del gobierno para presentar una propuesta para recontractualizar el mercado regulado de gas (el de las distribuidoras) a partir de un hecho concreto: el vencimiento de los contratos de compra-venta de gas firmados el 1º de abril de 2019 entre productores y distribuidores con la venia del Estado.

Fuentes del mercado aclararon que YPF, el mayor productor de gas del país, no estuvo de acuerdo con la presentación de la nota, pero la cámara siguió adelante porque cada uno de sus 33 miembros posee la misma representación.

Ese entendimiento comercial expira la próxima semana (el 31 de marzo). En teoría, a partir de ese momento, el precio del gas que pagan los usuarios residenciales debería actualizarse al tipo de cambio actual (los contratos vigentes están calculados en base a un valor dólar de 41 pesos). Sin embargo, la imposibilidad de aumentar las tarifas domiciliarias de gas hasta junio de este año (según lo establecido por la Ley de Solidaridad Social), que probablemente se terminó de obturar hasta fines de 2020 por la expansión del coronavirus, presupone una complejidad adicional para el sector.

En ese sentido, la carta de la Ceph, a la que tuvo acceso EconoJournal, busca trazar un diagnóstico de los desafíos por delante para asegurar a mediano plazo el abastecimiento de gas.

Una salvedad: la decisión de enviar la nota a Carbajales se tomó antes de que el gobierno estableciera el aislamiento social para contener la expansión del Covid-19. Como resultado, la demanda de petróleo y derivados se desplomó. La demanda de combustibles cayó un 80% y el consumo industrial de gas cayó en algunos casos más de un 50%. La oferta de gas en este contexto parece estar asegurada. Habrá que ver qué sucede si el aislamiento se extiende hasta los meses en que llegue el frío y el consumo residencial aumenta más de lo usual.

¿Qué propone entonces la nota de la cámara petrolera?

Aceptar prorrogar por un mes (durante el mes de abril) los términos y condiciones de los contratos que terminan el 31 de marzo. En los hechos, era lo que iba a pasar ah hoc dado que no hay otra alternativa. Pero legalmente es preferible hacerlo de esa manera. A principios de marzo, antes de que esta crisis sanitaria se materializara, algunas petroleras intentaron que las distribuidoras (Metrogas, Naturgy, Camuzzi) reconocieran un incremento del precio del gas valuado en pesos de entre un 15% y un 20%. Esa alternativa fue neutralizada por la propia cámara, que propuso “el envío de nuevas ofertas irrevocables de los productores a las distribuidoras por el mes de abril con condiciones similares en cuanto a volúmenes, estacionalidad, precios, que las que se encuentran hoy en los acuerdos vigentes”.

Al mismo tiempo, la entidad que preside Carlos Seijo, representante de la francesa Total, reclama al Ejecutivo “el compromiso por parte de las autoridades de llevar a cabo la instrumentación en abril (a más tardar durante la tercera semana) del mecanismo antes indicado (una subasta anual) para permitir que surjan nuevos acuerdos de suministro entre los productores y las distribuidoras y entre los productores y Cammesa (la empresa que administra el Mercado Eléctrico Mayorista), para períodos de 12 meses con inicio el 1º de mayo de 2020”.

Las petroleras solicitan, además, autorización explícita del gobierno para presentar una propuesta técnica detallada de cómo realizar esa subasta. Por eso, le pide al Ejecutivo que antes del 14 de abril dé una respuesta a lo planteado.

https://econojournal.com.ar/