Río Negro (EP) 16 de Oct. – Este año el Plan Calor Garrafas distribuyó durante todo el período invernal 107.569 garrafas en las zonas más frías de la provincia, alcanzando a 7.922 familias. La inversión provincial fue de 42.8000.000 pesos.

La ayuda estatal llegó a 3.268 familias de la Región Sur y Zona Atlántica, y 4.654 familias de la Zona Andina, de las cuales 3.571 se concentraron en Bariloche donde se entregó dos veces al día en 28 puntos un total de 54.776 garrafas, abasteciendo a 67 barrios.

En cinco años, el Plan Calor distribuyó casi 400.000 garrafas, lo que significa una inversión de $92.498.762.

Sobre el Plan gubernamental, el gobernador Alberto Weretilneck indicó que “el Estado Provincial y Municipal coordinaron acciones durante todo el invierno para que desde el mar a la cordillera la asistencia llegara a las familias que más lo necesitaban”.

En ese sentido, sostuvo la transparencia del Estado al llevar adelante este tipo de planes que su único fin es “colaborar con los Municipios en períodos tan duros y difíciles como es el invierno y más en épocas de alto costo”.

Asimismo, aseguró que “la población a la que se dirige este Plan es un padrón cerrado, un grupo social con mayor cantidad de dificultades”.

Finalmente, resaltó el hecho de no haber tenido ningún inconveniente a lo largo del invierno: “Cuando las políticas gubernamentales no tienen problemas es porque están bien diseñadas”.

Por su parte, Confini explicó que se trata de un plan que creció durante los últimos años y requiere mucha planificación y anticipación, “para que las garrafas lleguen durante 20 semanas a cada una de las comunidades beneficiadas”.

“En cinco años, se entregaron 399.933 garrafas, lo que significa una inversión de $92.498.762. Un esfuerzo que hace la Provincia para poder acercar calor a los vecinos que más lo necesitan durante las semanas más difíciles del año y amortiguar el gran frío”.

Por último, subrayó el trabajo realizado por la Secretaría de Energía con las juntas vecinales de Bariloche para que la entrega de las garrafas sea más sencilla, eficiente y rápida. “En agosto de 2018, la Secretaría se instaló en Bariloche y con un grupo de personas que se puso al hombro el Plan Calor comenzamos a trabajar de una manera más eficiente para este año. Así, se coordinó con los presidentes de las juntas vecinales -con los que hemos trabajado codo a codo- para relevar los barrios, elaborar un padrón y poder armar el bono rionegrino del Plan Calor”.

“Así fue como le pudimos dar a cada uno de los beneficiarios los 20 cupones para las 20 semanas que dura el Plan Calor, simplificando el trámite y haciéndolo más rápido”, concluyó.

Página principal