Neuquén (EP) 21 de Feb. – La producción de gas se desaceleró fuerte en diciembre pasado como consecuencia de la menor extracción por parte de Tecpetrol en Fortín de Piedra, el yacimiento manejado por el grupo Techint que explica el 11% del total generado en el país y el 81% de lo obtenido por la empresa en sus actividades.

Se trata de la mayor joya de Vaca Muerta que más aportó a la suba en la producción de gas -en particular el no convencional- pero que, por el recorte en subsidios y el congelamiento en el precio del barril y de las naftas, redujo más de un 30% su explotación durante el último bimestre del año pasado.

Así lo advierte un informe del Instituto Argentino de Energía General Mosconi (IAE) que sostuvo que “esto sugiere tanto que se están superando las etapas tempranas de producción haciéndose notar la declinación de la misma como una cierta desaceleración debido a la coyuntura presentada por la incertidumbre que implica la actual coyuntura económica”.

Es que las petroleras se encuentran a la espera de la ley de hidrocarburos que el Gobierno alista para enviar al Congreso y blindar las inversiones de Vaca Muerta, al tiempo que durante la segunda mitad del año pasado debieron lidiar con un congelamiento en los combustibles de 90 días tras la abrupta devaluación que siguió a las PASO, lo que había puesto un freno a las operaciones.

A lo largo de 2019, Fortín de Piedra produjo 13,4 millones de metros cúbicos de gas por día, un 78,5% más en relación al 2018. Esto le permitió a Tecpetrol incrementar en un 50,6% lo extraído en sus operaciones, lo que llevó a que el total del fluido generado por las petroleras en el país subiera un 5%.

Sin embargo, en ausencia de este yacimiento la suba hubiera sido de apenas 0,4%, puntualizó el IAE.

En ese sentido, Tecpetrol fue la mayor beneficiaria de los subsidios establecidos en la resolución 46/2017 que establecía un precio para la extracción del fluido por encima del mercado internacional, de manera de desarrollar Vaca Muerta. Por medio de ese esquema, el estado desembolsó $25.000 millones hasta noviembre pasado. Sin embargo, el recorte que aplicó en estos giros el ex titular de la cartera de Energía, Gustavo Lopetegui, generó una pelea con el grupo de la “T” que incluso llegó a los tribunales.

Lo cierto es que para el IAE se observa claramente el impacto que tuvo la menor extracción de Fortín de Piedra a lo largo del último bimestre de 2019, con un descenso del 36,8% interanual en noviembre y 31,3% en diciembre, que llevó a la compañía a un volumen de producción total un 31,7% y 25% menor en cada caso.

De no contar este derrumbe, la producción de gas no convencional hubiera crecido 21,6% interanual en diciembre en vez de 7,3%, aunque en total del año hubiera crecido 15% en lugar de 26,4%.

Fuente: BAE Negocios