Santa Cruz (EP) 13 de Nov. – Tecpetrol y Compañía General de Combustibles (CGC) planean invertir 200 millones de dólares para construir dos depósitos de almacenamiento de gas natural en las provincias de Río Negro y Santa Cruz, respectivamente, afirman Ricardo Markous, director general de Desarrollo de Negocio de la petrolera del grupo Techint y una fuente.

En una entrevista exclusiva con Desarrollo Energético, Markous explica que su compañía espera desembolsar 150 millones de dólares en el proyecto que desarrollará en el yacimiento Agua Salada.

El plan ideal de Tecpetrol es financiar su construcción con fondeo internacional, tal como lo ha hecho, con su área de shale gas, Fortín de Piedra, destaca. Sin embargo, si los mercados siguen cerrados utilizará su flujo de caja para respaldar las obras, señala.

La petrolera del grupo Techint busca inyectar fluido el depósito durante la época de baja demanda (ocho meses al año), cuando el precio es más bajo en el país, para comercializarlo, luego, en momentos de pico en el consumo, cuando aumenta su valor, resalta.

El proyecto tendrá una capacidad de 450 millones de metros cúbicos de gas natural utilizables, detalla Markous y agrega que, para eso, habrá que llenarlo previamente con 250 millones de metros cúbicos que servirán como colchón para el depósito y que se perderán.

Esto le permitirá a Tecpetrol tener una capacidad de producción promedio de 5 millones de metros cúbicos por día (MCD) del fluido durante los cuatro meses más fríos del año, explica el director.

La compañía ya hizo los estudios técnicos previos y estima que las obras le llevarán entre 18 y 20 meses para estar terminadas, ya que la construcción de los compresores que necesita usar para inyectar el gas en el pozo requerirá, al menos, 14 meses, detalla.

Antes de comenzar con los trabajos, Tecpetrol deberá acordar primero con las provincias de Río Negro y Neuquén un marco regulatorio e impositivo, un proceso que aún no ha comenzado y llevará su tiempo, resalta Markous.

Entre los puntos a negociar se encuentra quién será el encargado de recaudar el impuesto a los ingresos brutos ya que la empresa producirá el fluido en el área Fortín de Piedra y lo almacenará en Agua Salada desde donde, luego, lo venderá a sus clientes, explica.

Otro punto a acordar es a quién habrá que pagarle las regalías por el gas natural, ya que la extracción se realizará en una provincia, pero la operación comercial se llevará a cabo en la otra, señala el director.

Finalmente, un tercer punto a negociar es cuál será el precio que se considerará para abonarle esta tasa a la provincia, si el de verano, que es más barato, pero será cuando se extraiga el fluido, o el de invierno, que es más caro, pero será cuando se produzca la venta, concluye.

El reservorio del fin del mundo

Compañía General de Combustibles también planea construir un depósito de almacenamiento de gas natural en la Cuenca Austral, en la provincia de Santa Cruz, aunque de menor tamaño, afirma su presidente, Hugo Eurnekian, en el en el 7º Congreso de Producción y Desarrollo de Reservas organizado por Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG).

La petrolera de Corporación América espera desembolsar 50 millones de dólares en el proyecto que desarrollará en el yacimiento Sur Río Chico, explica la misma fuente. Sin embargo, su titular sostiene que “lo mejor sería que estuviera cerca del lugar de consumo”, que se encuentra en ciudad de Buenos Aires y alrededores.

Al igual que piensa hacerlo el grupo Techint, la empresa busca inyectar fluido en el depósito durante la época de baja demanda, cuando el volumen disponible es mayor, para comercializarlo, luego, en momentos de pico en el consumo, cuando cae el sobrante, destaca.

Sin embargo, esto no implica que no vaya a tener la capacidad de hacerlo, también, al mismo tiempo que está inyectando el fluido en el gasoducto, si es que tiene un sobrante de gas natural en ese momento, resalta la fuente.

El proyecto tendrá una capacidad de 184 millones de metros cúbicos utilizables y precisará llenarlo previamente con un colchón de 150 millones de metros cúbicos, que se perderán, detalla la fuente.

Este proceso llevará, al menos, once meses para estar completo, la primera vez, ya que los equipos tendrán la capacidad de inyectar un millón de MCD, explica y agrega, que luego podrá completarse como máximo en seis meses, si es que se llega a vaciar en su totalidad.

Esto le permitirá a la compañía tener una capacidad de producción promedio de 2 millones de MCD de gas natural durante cerca de tres meses, en la época más fría del año, destaca la misma fuente.

El proceso de construcción y llenado completo del depósito le llevará, al menos, tres años, detalla. CGC ya comenzó con los trabajos con la perforación del pozo SCR 10 en Sur Río Chico, al tope de la estructura para iniciar el llenado del depósito, resalta la fuente.

Pero, al igual que le ocurre a la petrolera del grupo Techint, la compañía también deberá negociar primero con el gobierno de Santa Cruz un marco regulatorio para esta nueva actividad, sostiene.

En este caso, las conversaciones serán más simples ya que hay sólo una provincia involucrada en la operación, por lo que el tema de los ingresos brutos quedará fuera de la agenda a discutir.

Sin embargo, CGC deberá negociar cuándo abonará de regalías por el gas natural almacenado, si lo hará en el momento de la extracción o de la venta, y a qué precio, si al de verano o invierno, sostiene la fuente.

Este proceso aún no ha comenzado, pero el gobierno de Alicia Kirchner está dispuesto a sentarse a conversar y espera llegar a un acuerdo que le convenga a ambas partes, afirma Matías Kalmus, presidente del Instituto de Energía de Santa Cruz (IESC), en el evento del IAPG.

Fuente: Desarrollo Energético.