Neuquén (EPatagonicas) 06 de Noviembre. – Las mineras de Neuquén buscan acompañar a la vaca de las ubres de oro hacia la rentabilidad sin límites. Desde hace un tiempo, se visualiza que este sector tiene un enorme potencial sin explotar y puede sacar tajada en la industria petrolera. Es por eso que la Dirección de Minería y el Centro Pyme realizan un trabajo con las empresas de hidrocarburos para determinar requisitos y estándares de calidad necesarios para convertir a las mineras en proveedores.

Los primeros encuentros se realizaron con empresas como San Antonio, Halliburton, Weatherford, Marbar y Baker Hughes y ya arrojaron algunas conclusiones. En la actualidad, un 90% de los minerales que la industria utiliza se importa de otros países.

“Los minerales se importan sobre todo de Bolivia, con un elevado costo logístico. Ahora se les dio a las empresas el listado de minerales, y a partir de ahí están informando volumen de compra, valores de referencia y qué calidad necesitan de cada producto”, explicó Julián Cervera, coordinador del Programa Hidrocarburos del Centro Pyme-Adeneu.

De los minerales, el más demandado es la baritina, que se usa en los lodos de perforación. En el país, de acuerdo a los registros oficiales, se importaron en el 2014 y el 2015 más de diez millones de dólares en baritina que podrían quedar en la provincia.

En el caso de la baritina, por ejemplo, habrá que mejorar la calidad. “Hay que concentrarla, sacando materiales contaminantes. Básicamente hay que extraer carbonatos y silicatos para lograr el peso específico necesario”, sostuvoCarlos Portilla, titular de la Dirección Provincial de Minería.

Los productos de la actividad minera sirven tanto de material soporte para la industria como para las perforaciones propiamente dichas. Los áridos se emplean en la construcción de caminos y plateas de perforación y los minerales como la baritina, en los pozos.

Los organismos también se reunieron con empresas mineras para brindarles asistencia técnica. Será vital ser selectivos en lo que requiere la industria, como también generar condiciones de inversión en tecnología.

“Hay que generar las condiciones para que las empresas den el salto. Tenemos mucho volumen pero debemos trabajar la calidad”, concluyó Julián Cervera.