Buenos Aires (EP) 11 de Dic. – El titular de Aoma (Asociación Obrero Minera Argentina seccional Olavarría), Alejandro Santillán, se manifestó preocupado por la situación del sector y también negó que su gremio hubiese pedido conducir o la Dirección de Minería o la Secretaría de Trabajo.

«Se quedaron en promesas pero los trabajadores siguen siendo patos de la boda», sostuvo el gremialista en «Un Cacho de mañana», por FM 98 POP, aludiendo al programa de obras públicas, fundamentalmente el de la autovía sobre la Ruta 3.

Al respecto, aludió a la cantidad de canteras abiertas en la zona, a la mano de obra que se había prometido emplear. Y en verdad, la perspectiva de semejante obra no solo generó el afán de abrir nuevas explotaciones mineras sino también encendió la esperanza de nuevos empleos. Pero no fue así. las promesas iniciadas por el gobierno anterior sumadas a las de éste que se está yendo fueron frustradas por la ausencia de financiamiento internacional. Y parece que el nuevo gobierno comenzará a recortar el gasto público por las obras públicas lo que será un nuevo cachetazo a la minería.

Situación complicada

Para Santillán, «desde hace un año que estamos en la misma situación. Se tomó algo de mano de obra pero seguimos estando con una situación complicada y no se espera una reactivación».

En ese sentido, y como para graficar la situación, apuntó que «la principal cementera está por debajo de su capacidad, y la de las cementeras es alarmante. No olvidemos que cada yacimiento minero le inyecta a la economía olavarriense unos 5 millones de pesos mensuales», advirtió en el programa radial «Un Cacho de mañana», por FM 98 POP.

Cuestionó «la parálisis de la secretaría de trabajo», tras lo cual dijo que «muchos conflictos locales que no se resuelven. Están todos de vacaciones y se tiene que tomar decisiones».

Según añadió, «tampoco se ha podido cerrar la paritaria para empatar la inflación», y precisó que se ha llegado a obtener «un 45 por ciento y encima gradual, cuando el costo de vida tuvo un alza mucho mayor».

A este sinnúmero de problemas le añadió que «no se solucionó el caso de Sierras Bayas, iban a tomar 120 trabajadores pero no fue así y no tomaron de Olavarría sino que hay de muchos lados pero no de la ciudad. Tampoco sabemos cómo va a funcionar L’Amalí 2, aunque sí sabemos que después se van a contratar unos trescientos contratistas. Insisto, la mayoría de los trabajadores son de otros lugares y no se defiende el trabajo local cuando la mayoría tiene que ser de Olavarría y se debe hacer una legislación que defienda el trabajo local».

«No pedimos nada»

Acentuó nuevamente el tema de las paritarias y reclamó que se emparde el índice de inflación. «Por lo tanto, entre lo que nos dieron y el costo de vida fue como una sensación de nada».

Alejandro Santillán enfatizó que «no hemos pedido nada para los trabajadores del gremio. Ni la dirección de Minería ni tampoco la Secretaría de Trabajo, aunque seguimos pensando en que debería estar a cargo de los trabajadores. Pero no hemos pedido nada y creemos que los nombramientos deben ser por propio mérito y no por pedido».

En ese caso, reprochó que la delegación laboral «estuvo en manos de los empresarios durante todo este tiempo y queremos que ahora esté en manos de los obreros», cerró.

Gentileza El Popular