Buenos Aires (EP), 22 de Ene 2021. Argentina busca incentivar el desarrollo de proyectos mineros mediante la implementación de nuevas herramientas de inversión que permitan que las empresas obtengan financiamiento en el mercado local.

Con las alternativas, la Secretaría de Minería quiere facilitar que las compañías puedan fondearse localmente ante la imposibilidad de hacerlo en el exterior, dadas las restricciones cambiarias que rigen en el país.

El Banco Central ha dictado medidas en los últimos dos años que han restringido el libre acceso de las compañías a la compra de divisas y que han prohibido la posibilidad de girar dividendos y utilidades al exterior.

“Necesitamos garantizar que de alguna manera podamos contar con un mecanismo que nos permita al menos pagar los dividendos, sino el mensaje que mandamos a aquellas personas que quiere invertir o a los accionistas que invierten en la bolsa en una empresa argentina los desincentiva. Es más difícil poder generar esa inversión cuando el país no te deja sacar la plata”, señaló en un evento el director ejecutivo de la firma canadiense Barrick Gold en Argentina y Chile, Marcelo Álvarez.

Para sortear estos impedimentos, algunas mineras están utilizando instrumentos paralelos más caros que les permiten acceder a dólares a través de la compra de bonos soberanos y acciones de firmas argentinas denominados en moneda estadounidense que luego transfieren y venden en sus cuentas en el exterior y obtienen efectivo.

“Cada vez que vendemos, en el momento que queremos sacar el dinero, perdemos más del 40% de las ventas que se quedan en el mercado financiero. Hago el cambio de la venta de dólares en el mercado oficial y cuando lo saco los tengo que cambiar a un precio distinto. Esa pérdida de valor redunda en la reducción de la vida útil de la mina”, señaló Álvarez.

Para evitar este perjuicio, la Secretaría de Minería llegó a un acuerdo con el Banco Central para ofrecer a las mineras un instrumento especial, que es una letra interna de la autoridad monetaria para el sector minero denominada Lemin. Con ella, las mineras pueden liquidar divisas producto de sus exportaciones en pesos a 180 días con tasa de 0% por el mismo monto que serán pagadas al tipo de cambio oficial (dollar-linked) al momento de su vencimiento.

“Es un seguro de cambio, un parche a los problemas que hay en Argentina, que sirve para las empresas que ya están operando en el país. Es como un puente a la espera de una mejor situación futura, en la que les permitan girar utilidades al exterior”, dijo a BNamericas un exfuncionario de la Secretaría de Minería que pidió mantenerse en el anonimato.

El secretario de Minería, Alberto Hensel, dijo al medio local Diario de Cuyo que esta medida beneficiará a 16 compañías del sector que están “en plena operación, produciendo, exportando y generando divisas”.

DE CARA AL FUTURO

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo son conscientes de que, mientras no mejoren las condiciones en el país, enfrentarán dificultades los proyectos que están más avanzados como los de cobre Josemaría y Mara o algunos activos de litio que se encuentran a la espera de conseguir los fondos para empezar con la construcción.

“Se necesita una macroeconomía estable y reglas claras de juego. Si bien estamos complicados, están tratando de arreglarlo. Después de que se cierre el acuerdo con el FMI, esto va a ser mucho más factible. Mientras tanto, vamos armando los cimientos”, dijo a BNamericas otra fuente cercana a la Secretaría de Minería que pidió mantenerse en el anonimato.

Mientras esperan que se normalice la situación, la cartera sigue buscando alternativas para movilizar los 45 proyectos de oro, plata, cobre, uranio y litio que se encuentran tanto en exploración como en estudios avanzados.

Para estimular los procesos, la Secretaría de Minería llegó a un acuerdo con el regulador de valores CNV para crear mecanismos que permitan atraer a mineras que cotizan en el exterior para que también transen en la bolsa argentina BYMA, lo que facilita el acceso a financiamiento para el desarrollo de proyectos.

“El objetivo es que puedan aumentar su capital y salir a captar dinero local en Argentina, para que las empresas que listan en otros mercados lo puedan hacer también acá”, señaló la fuente.

El modelo se ha debatido desde 2019 y replica el que está utilizando Perú. Sin embargo, el gobierno es consciente de que su alcance es limitado, ya que la BYMA opera cerca de 2.500 millones de pesos (US$28mn) a diario en renta variable, aunque, de todas formas, podría servir para atraer a empresas júnior.

“Es una oportunidad para las empresas más chicas que les está constando conseguir dólares en el exterior para realizar las primeras campañas exploratorias o algunas de litio, ya que pueden aprovechar los pesos excedentes que hay en el mercado en Argentina y sumarlos a sus proyectos”, indicó el exfuncionario.

El gobierno quiere desarrollar este mecanismo para que, en un futuro, pueda crearse un panel minero en la BYMA que sirva de referencia para el sector y permita que los inversores locales coloquen sus fondos en estas empresas.

“Es necesario desarrollar un mercado de capitales que genere las posibilidades de inversión tanto de actores locales como foráneos a través de un sistema de doble listado, y estoy convencido que nos va a ir bien”, indicó Hensel al servicio estatal de noticias Télam.

La Secretaría de Minería mantendrá conversaciones durante este mes y febrero con las empresas que puedan estar interesadas en listarse en Argentina, mientras CNV termina de preparar las normativas que habilitarán estas operaciones.

Parar acelerar los trámites, se reducirán los requisitos que suelen pedirse a las compañías para cotizar en la BYMA y se homologará la documentación que ya ha sido aprobada por otras bolsas en las que estén operando, explicó la misma fuente.

Las primeras acciones de mineras extranjeras debieran empezar a negociarse localmente en el segundo trimestre, según la Secretaría de Minería.

Fuente Bnamericas.com