Santa Cruz (EP) 25 de Sept. – En diálogo con Nuevo Día, Marcelo Mena, secretario General del ASIJEMIN, indicó que la medida adoptada por el Gobierno Nacional sobre las retenciones puede generar importantes inconvenientes para la minería. “Tenemos un problema que es Cerro Vanguardia”, advirtió.

El secretario general de la Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN), Marcelo Mena, aseguró que “el panorama en la minería está complicado por el tema de las retenciones, por muchos factores que se suman” y advirtió sobre un problema en particular que se genera en Cerro Vanguardia, que es uno de los yacimientos más longevos de la provincia y del el país.

“Todos sabemos que la minería es un material finito que se va a acabar y en estos yacimientos que vienen en su etapa final, lo que pasa con las retenciones aceleran esa etapa. Eso nos preocupa porque en ninguna parte del país se están abriendo nuevos yacimientos como para que haya una renovación, por lo que eso afecta directamente a la continuidad laboral de los compañeros, por lo que pretendemos extender la vida útil de esos yacimientos, sobre todo en la etapa final, porque los yacimientos que ya gozan de una actividad comercial desde su inicio, estas retenciones no las afectan tan abruptamente como en casos como Cerro Vanguardia, que no tiene tanto mineral para poder avanzar”, señaló en diálogo con Nuevo Día.

Para Mena, estas medidas adoptadas por el Gobierno nacional “tienen que ser un poco más pensadas y consultadas con el sector”, destacando que hasta ahora es uno de los sectores en los que no hubo despidos y se mantuvo de forma llana dentro de la industria general.

Contó que hubo nexo y conversaciones con sectores de Minería de la Nación y diputados provinciales, además de algunas empresas, aunque advirtió que están ante una decisión del Ejecutivo Nacional de avanzar con las retenciones, por lo cual están tratando de ver qué medidas paliativas pueden organizar en conjunto para que esto no influya a las empresas que están condiciones de ir terminando su etapa de producción, para que no se aceleren.

“Sería una lástima que por estas medidas se termine cortando un trabajo de tantos años que ha fortalecido en este caso a San Julián”.

Mena sostuvo que los problemas mencionados pueden llegar “en el corto plazo, dentro de los próximos seis meses”, aunque recordó que desde el Gobierno nacional dicen que es una medida corta, por lo que ellos creen que la van a dejar de implementar.

“Si no estamos organizados, y no velamos todos por la actividad minera, lo único que vamos a conseguir es que se cierren yacimientos que son la fuente laboral de diferentes sectores en la provincia”, indicó y luego agregó: “Las empresas van a empezar con reducción de personal dentro del sector y en ese caso, como sindicato, es nuestra principal tarea trabajar contra eso, protegiendo los derechos laborales. Es por eso que este tema en particular lo tomamos con mucha seriedad.”

El secretario indicó que en Santa Cruz hay más de cinco mil mineros que están trabajando en los distintos yacimientos.

Además, indicó que Cerro Vanguardia, Minera Triton, Minera Santa Cruz, Cero Negro y Minera Don Nicolás son los yacimientos metalíferos, mientras que se está por activar Cerro Moro, más el yacimiento carbonífero YCRT.

Gentileza El Diario Nuevo Día