Jujuy (EP), 05 de julio 2022. «Quien no invierta en energía solar, litio o movilidad eléctrica en 30 años va a quedar fuera del mundo. Hay un cambio en el mundo, que imprime un cambio científico y tecnológico que es tremendo: hasta las petroleras se están reconvirtiendo en empresas de energía”, aseguró Gerrado Morales, el gobernador de Jujuy.

Y hacia allí se dirige la provincia que conduce.

Jiangxi Ganfeng Lithium Co. Ltd. (GFL), una compañía china con oficina corporativa en Xinyu establecida en el año 2000 y que produce y exporta productos únicos de litio – incluyendo baterías de metal de litio – planea invertir US$265 millones en el proyecto Cauchari-Olaroz en la provincia de Jujuy como parte de un acuerdo alcanzado durante la compra del 37,50% de la Minera Exar, a SQM de Chile.

Minera Exar desembolsará cerca de US$ 650 millones en los próximos cuatro años para explotar los salares de Olaroz y Cauchari, en Jujuy, y construir dos plantas de carbonato de litio en la provincia.

Miguel Soler, secretario de Minería e Hidrocarburos de Jujuy, contó que GLF, en una UTE (Unión Transitoria de Empresas) con la canadiense Lithium Americas, prevén desarrollar en la puna jujeña una fábrica con la capacidad de producir 25.000 toneladas de carbonato de litio equivalente, con una inversión de US$ 431 millones.

Lithium Americas (LAC) será responsable de contribuir con el 50% del total de los fondos (US$215,50 millones) y su socia pondrá los restantes. Una vez que se iniciaron las operaciones en la provincia, la firma proyectó además, una segunda fase del proyecto que contempla la inversión de US$200 millones.

La firma destacó que se espera la entrada en servicio y las actividades iniciales de producción para el segundo semestre de este año aunque tuvo una revisión de su cronograma de desarrollo debido a las “interrupciones ocasionadas por la pandemia producida por el Covid 19 y su variante Omicron, cuyo impacto afectó las cadenas de suministro y la disponibilidad del contratista principal”.

Sin embargo, LAC comunicó que las actividades han vuelto a la normalidad y la compañía “continúa monitoreando la situación de cerca” con el interés de poner en producción, con la mayor celeridad posible, este proyecto para el que ya se trabaja en la infraestructura adicional que le permitirá dar despliegue a una segunda fase de 20.000 tpa de carbonato de litio: “El progreso en la expansión de la segunda etapa, de al menos 20.000 toneladas por año de carbonato de litio equivalente, continúa avanzando con adiciones al equipo de liderazgo técnico y el programa de perforación en marcha”, indicó la compañía al respecto.

Desde la firma de capitales canadienses también agregaron que se han dinamizado recursos adicionales para acelerar la entrada en producción y reducir el riesgo inicial del proyecto, cuya entrada en producción se da en medio de un contexto alcista para el precio de productos de litio. Las estimaciones de costos de capital se revisaron a US$741 millones (sobre una base del 100 %), un 16 % más que los US$$ 641 millones estipulados previamente.

Esto impactará en la disponibilidad de recursos y mano de obra, modificaciones de ingeniería y presiones de costos inflacionarios, precisaron.  Al 31 de diciembre de 2021, Lithium Americas llevaba invertido en Jujuy el 76 % del presupuesto, es decir unos US$ 565 millones de un total estimado en US$ 741 millones.

La firma del proyecto con el gigante chino se  realizó en mayo de 2021, en la sede del Ministerio de la Producción, en Buenos Aires. El entonces ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, junto al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, encabezaron la firma del Memorándum de Entendimiento entre el ministerio nacional, el gobierno de Jujuy y -en forma virtual- la empresa china Ganfeng Lithium Co. Ltd con el fin de instalar una fábrica de baterías de litio para movilidad sustentable en el norte del país.

Además, acordaron avanzar en la identificación de oportunidades de inversión en actividades de explotación del litio.

El gobernador Morales, entonces, aseguró: “Quiero reivindicar la política que está implementando el Gobierno Nacional en materia de impulso a las inversiones mineras, no solo en litio, sino en distintos minerales como recursos importantes que tiene la Argentina. El proyecto de movilidad eléctrica va a generar un antes y un después en la matriz productiva, energética y de transporte en nuestro país. Agradezco a Ganfeng por haber apostado e invertido en Jujuy. En Exar, el objetivo es arrancar el año que viene con 40 mil toneladas de litio de alta calidad, y hoy, solo en obra civil, hay más de 1000 trabajadores, generando proveedores locales y una gran cantidad de recursos para Jujuy y la República Argentina»

«Pero también estamos muy agradecidos con la responsabilidad social de esta empresa para con el desarrollo y la salud de las comunidades en nuestra provincia”, sostuvo Morales quien agradeció además el trabajo conjunto de la embajada argentina en la República Popular China.

Por su parte, el Chairman y presidente de Ganfeng Lithium Co. Ltd, Li Liangbing, afirmó: “Estamos trabajando en la Argentina en varios proyectos. Queremos apoyar el desarrollo industrial de Argentina para que sea uno de los países productores de litio más importantes del mundo. Nos comprometemos a trabajar comprometidos en el cuidado ambiental. Deseamos una exitosa cooperación entre Argentina y China”.

El acuerdo establece también la cooperación para el desarrollo de estudios, intercambio de información y asistencia mutua para identificar y analizar la viabilidad de proyectos que puedan desarrollar conjuntamente; así como identificar y evaluar la viabilidad de oportunidades de inversión en actividades de exploración y explotación; y buenas prácticas en materias de minería y movilidad sustentable.

Además, la semana pasada el Gobierno de Jujuy y la compañía china Gotion firmaron un nuevo acuerdo en el marco de un nuevo proyecto para instalar una fábrica de celdas para baterías de litio en la provincia. La rúbrica se dio en el marco del arribo a la provincia de una comitiva de directivos de la empresa china, encabezada por su presidente de Junta, Li Zhen, que estuvieron recorriendo el predio donde se pretende instalar el establecimiento fabril, en la Zona Franca de la ciudad jujeña de Perico.

En abril ya se había firmado un primer convenio por el cual la empresa china comprometió el inicio de inversiones para construir la fábrica, dando lugar a una segunda fase en torno de dichos objetivos es que surgió el nuevo acuerdo, rubricado por el presidente de Junta de Gotion Inc., Li Zhen, y el gobernador Gerardo Morales.

“La firma del acuerdo constituye un gran avance para la provincia, por cuanto permite encaminar inversiones de suma importancia, a los fines de agregar valor a la cadena del litio, estimular el crecimiento de proveedores locales, generar fuentes de trabajo genuinas y producir divisas”, ponderó el titular de Jujuy Energía y Minería (Jemse), Felipe Albornoz, en torno del nuevo acuerdo.

En tanto, se puso en valor que Gotion enfoca su actividad en la fabricación de baterías de litio para destinar a la industria automotriz, en la producción de carbonato de litio grado baterías y en celdas, todo un perfil que se ajusta a los objetivos de transformar la matriz productiva y energética de la provincia, bajo el concepto de “Jujuy Verde”.

Las celdas de litio que se manufacturen en Jujuy se prevé, según los intereses expuestos, sean utilizadas por Gotion en sus fábricas de producción de baterías para automóviles en Alemania, India, Estados Unidos, España y Vietnam.

Las provincias de Salta y Jujuy comparten la cuenca hídrica “Salinas Grandes – Guayatayoc”, cuenca endorreica, cuyos ríos y arroyos alimentan el humedal de altura llamado Salinas Grandes y la laguna de Guayatayoc. Este humedal es un salar, en el que se encuentra “el oro blanco del siglo XXI”: El litio

¿Para qué sirve el llamado “Oro Blanco”?

El litio se extrae a partir de tres tipos de depósitos: salmueras, pegmatitas y rocas sedimentarias. Depósitos de salmuera representan alrededor del 66% de los recursos de litio a nivel mundial y se encuentran principalmente en las salinas de Chile, Argentina, China y el Tíbet.

El agua salada se bombea a unas enormes piscinas en la superficie y se deja evaporar durante meses, resultando en una solución rica en litio. El agua dulce se usa entonces para producir y extraer carbonato de litio, el polvo blanco que se exporta al extranjero, a las fábricas de baterías, a partir de esta solución.

El litio que se extrae de esos salares se somete a un proceso químico para obtener carbonato de litio (LCE, por sus siglas en inglés), el componente que se usa en el cátodo de las baterías

Primero, se mezcla el litio con un disolvente para convertirlo en una tinta densa. Después se vierte en una gran máquina que es similar a una prensa de impresión moderna, pero en lugar de sobre papel, la fina capa de tinta de litio se aplica sobre láminas de aluminio.

Jujuy exporta la mayor parte de su producción de LCE a Estados Unidos. Chile y Bolivia son más restrictivos con la participación privada en la industria de litio por considerarlo un recurso estratégico.

Los salares de estos tres países concentran el 85% de las reservas de litio de fácil extracción del planeta. Sus cuencas salinas son también fuentes de potasio, boro, magnesio, además de sulfatos, carbonatos y cloruros de sodio, entre otras sales de interés económico.

Con más de 870.000 hectáreas disponibles para explotación -según datos del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS)-, las reservas nacionales de litio se concentran en tres provincias: Catamarca (Salar de Hombre Muerto, Salar de Antofalla), Salta (Salar del Rincón) y Jujuy (Salar de Olaroz, Salar de Cauchari). Se estima que allí se esconde entre el 10 y 12 por ciento del total de las reservas del mundo. Un verdadero tesoro de oro blanco sumergido en las entrañas de la Puna Argentina, que puede transformarse en una millonaria fuente de ingresos.

“El litio es un mineral que se encuentra en toda la tierra, es uno los metales menos escasos; de hecho, hay más litio que cobre encerrado en nuestra corteza terrestre”, afirma Guillermo Garaventta desde su laboratorio de la Facultad de Ingeniería. “La ventaja es que en nuestro país existe una enorme cantidad de litio en los salares, lo que permite su fácil extracción. Eso explica que los ojos del mundo estén puestos en nuestras reservas”.

Litio, un futuro promisorio

La Doctora Martina Gamba, investigadora de la Facultad de Ciencias Exactas y coautora del libro “Litio en Sudamérica”, explicó que “actualmente en Argentina hay dos proyectos extractivos, que se desarrollan en las provincias de Jujuy (Salar de Olaroz) y Catamarca (Hombre Muerto), y son explotados por Sales de Jujuy S.A, y FMC, respectivamente”.  Entre ambos emprendimientos se extraen alrededor de 40.000 toneladas al año. Jujuy produce unas 17.500 toneladas, y Catamarca llega a las 22.500. Esto representa más del 15% del litio a nivel mundial y ubica al país como el segundo exportador de carbonato de litio proveniente de salmueras.

Gamba aseguró que “la Argentina puede llegar hasta 130.000 toneladas al año, si se avanza en los proyectos que están en desarrollo: Salar del Rincón (Energy), en Salta; Cauchari (Minera Exar), en Jujuy; Olaroz (Orocobre), en Jujuy. Además, hay unos siete proyectos que están en etapa de prefactibilidad: Pozuelos (Salta); Salar de Ratones (Salta), Mariana 1, 2 y 3 (Salta), Centenario (Salta) y Gallego Project (Salta), Antofalla (Catamarca), Sal de Vida (Catamarca) y Tres Quebradas (Catamarca)”.

“El que quiera comprar una tonelada de litio por fuera de contrato de largo término, hoy tiene que pagar 60.000 dólares”, apuntó Gerardo Morales: «es impresionante el impacto del litio en la economía del mundo y Jujuy es un actor central en este escenario».

Fotografía UNSAM