San Juan (EP) 14 de Junio. – La segunda sanción por el incidente del 2016 quedó en suspenso porque analizan el agravante de reincidencia.

La sanción económica que iba a aplicar el Gobierno a la minera Barrick-Shandong Gold por el segundo derrame producido en Veladero en septiembre del 2016 quedó en suspenso porque ahora las autoridades provinciales van por más.

En el Ministerio de Minería se ha planteado la conveniencia de acumular esa multa con la que corresponda aplicar por el tercer incidente de la mina en marzo de este año pero con el agravante de la reincidencia, con lo cual el importe de la multa a aplicar podría ser mayor. En el Gobierno provincial quieren estar seguros del procedimiento a aplicar, por lo que se esperará la evaluación que hagan los asesores legales que estudiarán el tema.

Según informaron fuentes oficiales se someterá a consideración el sumario con todas las circunstancias de ambos derrames a la Asesoría Letrada que depende del Ministerio de Minería -área que a su vez depende de la Asesoría Letrada de Gobierno- para que interpreten las normas y determinen la aplicabilidad o no del criterio de agravamiento.

“Se buscará un asesoramiento jurídico previo al dictamen”, dijeron las fuentes. Hasta que esa nueva instancia no se analice, la cartera de Minería no dictará sanción a las mineras involucradas.

Cuando se produjo el primer derrame con cianuro en Veladero por la rotura de un caño, el 13 de septiembre de 2015, el Gobierno de San Juan aplicó a Barrick una multa histórica, $145.696.0000. De ese total, $80 millones (55%) fueron destinados a obras en Jáchal e Iglesia, mientras que con el resto se constituyó una asociación para favorecer al aglomerado industrial minero no metalífero.

Un año después, el 8 de septiembre del 2016; se desengancharon las juntas de tres de cinco cañerías que conducen solución ‘rica’ (oro, plata y algo de cianuro) y el líquido sobrepasó la berma o talud de contención del valle de lixiviación y salió a un camino de servicio o contingencia. El hecho no fue tan grave ambientalmente como el primero, ya que el personal de la empresa detectó el problema, taponó el camino, rompió una parte de la berma y la solución con el material reingresó al valle. Las actividades en la mina fueron suspendidas por 21 días, y tal como ocurrió la primera vez; el Gobierno inició un sumario para aplicar otra sanción económica, pero no llegó a sustanciarla.

Fue interrumpida por un tercer incidente en la mina, el 28 de marzo pasado, con un nuevo derrame de solución ‘rica’ en un camino terciario. Desde entonces los trabajos de lixiviación fueron prohibidos por el Gobierno y se espera que este fin de semana vuelva la actividad normal, una vez concluidas las obras exigidas por la provincia.

Por estos dos últimos hechos es que en el sumario de la sanción económica en Minería han pensado en plantear la acumulación de incidentes, “por la identidad de objeto, de causa y de responsable”, lo que se puede considerar como un agravante que permite también una multa mayor.

Fuente Diario de Cuyo