San Juan (EP) 19 Nov. – La minera explicó que en 2010 y 2011 pagó todos los impuestos que hoy están bajo la lupa de la entidad fiscal.

La AFIP había salido con los tapones de punta contra la minera Barrick al denunciar a cinco exdirectivos y un ejecutivo en funciones por una evasión impositiva ocurrida en 2010 y 2011 de poco más de 543 millones de pesos, habían revelado fuentes calificadas. Ante la consulta de este medio, la empresa emitió ayer un comunicado en el que se defendió y remarcó que “seis años después de presentar sus declaraciones juradas, un cambio retroactivo en el criterio fiscal sumió a la compañía en un conflicto inesperado”. En ese marco, en el escrito se destaca que la compañía “ha calculado, declarado y pagado correctamente todos los impuestos que corresponden en todos los períodos”, además de resaltar que aplicaron las normas vigentes, “respetando los criterios oportunamente aceptados por la autoridad fiscal”.

En líneas generales, la disputa estalló porque el organismo recaudador entiende que Barrick hizo pasar como préstamos aportes de capital de entidades extranjeras, bajo el control de la casa matriz Barrick Gold Corporation. ¿En qué incide esto? En que al registrarse como préstamos en el balance anual, figuran como pasivos que aumentan los gastos y cuando estos se restan de los ingresos que tiene la compañía, es menor la base imponible de donde se calcula el impuesto, por lo tanto, se paga menos de Ganancias. Esa mecánica es el que habría ocasionado el mayor volumen de la presunta evasión, según la AFIP.

Si bien la minera no lo señala en el comunicado, las fuentes explicaron que el cambio de criterio del fisco se produjo en 2016. Barrick sí señaló “que este reclamo retroactivo fue apelado oportunamente” y que “se encuentra aún pendiente de resolución”. El organismo administrativo que tiene la causa es el Tribunal Fiscal de la Nación. En el escrito también resaltan que hay “puntos de vista contrapuestos entre nuestra empresa y AFIP” y que defenderán “el criterio aplicado por la compañía”. Esto último significa, según se desprende, que apuntarán a que lo que recibieron de las compañías del exterior fueron préstamos y no aportes de capital. Además, agregaron que “en ningún momento la compañía ocultó información” al punto que “la información en que la autoridad impositiva fundó su reclamo es la que fue oportunamente presentada en forma voluntaria” y que la disputa encuadra en “una cuestión de interpretación normativa ajena al ámbito penal”.

El tema no es menor porque, de comprobarse, se trataría de la evasión más grande de la historia local. El organismo recaudador no se anduvo con vueltas y radicó la denuncia en la Justicia Federal. El fiscal Francisco Maldonado le pidió al juez Leopoldo Rago Gallo que abra la investigación y este, luego de analizar el expediente, fijó las fechas para indagar a los presuntos responsables que trabajaron entre 2010 y 2011. El 12 de diciembre interrogará a los peruanos Igor Alcides Gonzáles Galindo, expresidente de la región de Sudamérica de Barrick, y a Dante Luis Vargas Ghersi, exgerente General de Veladero. El día siguiente se sentarán frente al magistrado Julio Claudeville, ex gerente de Asuntos Corporativos, y Jimena Daneri, ex gerente de Legales de Argentina. Y el 18 del mes que viene serán indagados Hernán Zaballa y Alejandro Minuto (hoy en funciones). Sus situaciones son delicadas, ya que por ahora están encuadrados en la figura de evasión agravada (por montos superiores a 15 millones de pesos), la cual tiene una escala penal que va de tres años y seis meses a nueve años de prisión. Así, en el caso de recaer condena, esta no es excarcelable.

Gentileza Diario de Cuyo