Buenos Aires (EP), 15 de agosto 2022. La intención es la de un programa coordinado entre las acciones del Estado, empresas, cámaras y sindicatos para generar mano de obra calificada ante los desafíos de los actuales proyectos mineros

Un Plan Federal de Capacitación Minera es la propuesta que por estos días está en danza dentro del ámbito minero. Sergio Goldemberg, titular de Goldemberg RRHH, consultora especializada en Minería, Oil & Gas, y además miembro de la Cámara Argentina de Proveedores Mineros (Capmin), es uno de los hacedores de esta movida.

Según explicó, la intención es la de un programa coordinado entre las acciones del Estado, empresas, cámaras, sindicatos y universidades, para generar mano de obra calificada ante los desafíos que los actuales proyectos imponen en diferentes puntos del país, como lo es el caso del cobre en San Juan y del litio en el NOA. “Hay acciones en la actualidad, pero la idea es que no sea algo aislado, sino programado e integrado a fin de que se pueda cumplir la demanda que los grandes proyectos puedan generar”, dijo Goldemberg.

De acuerdo a la fuente, la intención es que las capacitaciones consten con lineamientos comunes que se plasmen en cuanto a la calidad de esa mano de obra calificada, a fin de que el interesado conste con capacidades que le permitan su inserción tanto en su provincia de origen, como en otra en la que eventualmente se puedan requerir recursos para ciertos rubros.

“La idea es capacitar en todas las disciplinas que tengan que ver con la construcción y luego después con el desarrollo del proyecto minero propiamente dicho. En la minería lo fuerte arranca con la construcción, desde movimiento de suelos, operación de equipos viales, electricidad, mecánica, electromecánica, soldadura, perforaciones, albañilería y todo lo que pueda requerir estos megaproyectos”, dijo Goldemberg.

La propuesta está en consonancia con las recientes declaraciones ante medios periodísticos de la secretaría de Minería de la Nación, Fernanda Ávila. “La minería metálica argentina tiene 95 proyectos en etapa avanzada, es decir, en etapas que abarcan exploración y construcción avanzada. Para 2030 se espera que entren en operación ocho proyectos que están en construcción”, sostuvo la funcionaria.

Al respecto destacó a Josemaria, un proyecto de cobre y oro de USD 4.200 millones propiedad de Lundin Mining, ubicado en la provincia de San Juan y el más importante en términos de inversión.

Desarrollar ofertas de capacitación en los rubros más solicitados es ahora el desafío de las provincias mineras.

Por el lado de Jujuy, Salta y Catamarca, otros seis grandes proyectos están en construcción para la producción de litio. Se trata de Cauchari-Olaroz (etapa de construcción avanzada) y Mariana, ambas propiedad de Ganfeng Lithium; Centenario-Ratones, propiedad de la francesa Eramet; Sal de Oro, propiedad de la surcoreana Posco; Sal de Vida, propiedad de Allkem, y Tres Quebradas, de Zijin Mining Group. A ello se le suma el proyecto de plata Providencia, de la china Hanaq, ubicada en Jujuy.

Escenario

El caso de San Juan resulta paradigmático en cuanto a lo que significa la demanda de personal, la necesidad de capacitación y la expectativa laboral de la gente. Para tener un parámetro, 2022 inició en la provincia con un boom exploratorio que perfila mantenerse hacia las próximas campañas estivales previstas a partir de septiembre. Es así que hacia fines del año pasado iniciaron capacitaciones para perforistas. El cupo era para 60, se inscribieron 1500 y quedaron 130 que este año culminan su capacitación en terreno, con pasantías en las empresas.

El desafío en puerta es ahora Josemaria, que sólo para su construcción requerirá cerca de 8 mil a 10 mil personas. “Hemos hablado con la empresa y ellos ya están analizando el potencial que se viene, también consultamos con las cámaras y los gremios, de la gente disponible y sus capacidades”, dijo Juan Manuel Pinto secretario de Desarrollo Minero Sustentable dependiente del Ministerio de Minería de San Juan. Según el funcionario, la semana pasada desde la empresa se confirmó el armado de un plan de las necesidades y de las especialidades que se requerirán, “un mapa de ruta fundamental para saber qué es lo que la provincia puede ofrecer en cuanto recursos humanos y con el que esperamos contar en breve”, dijo Pinto.

En las zonas de influencia ya comienzan a haber movimientos. Un ejemplo son las capacitaciones generadas desde la Cámara de Proveedores Interdepartamental Minero de San Juan (Caprimsa), con financiamiento del Ministerio de Trabajo de la Nación y en convenio con los ministerios de Minería y de Educación provinciales, a través de lo cual se capacita desde julio en tres modalidades: Electricista general, operador de máquinas y ayudante de perforación.

Las capacitaciones se dictan en las escuelas Manuel Belgrano en el departamento de Jáchal y Cornelio Saavedra en el departamento de Iglesia. “Focalizamos en elevar la capacitación de aquellas personas que hoy se desempeñan como ayudantes, para que puedan pasar de ayudantes a oficiales en cada rubro, especializándolos, elevando su categoría y por tanto obtener una mejor remuneración y calidad de vida”, explicó Fernando Godoy, presidente de la cámara. “Lo que ocurre en las comunidades es que a la hora del reclutamiento no están debidamente calificados, muchos saben hacer de todo, pero no tienen una especialidad, y eso es lo que se busca, jerarquizar sus capacidades”, dijo Godoy.

En forma paralela, la demanda también corre para los estamentos superiores. Hoy también hacen falta supervisores, jefaturas, superintendencias, gerentes, todos dentro de lo posible, con experiencia comprobada. “Este fenómeno es común cuando existe demanda y suele suceder que las empresas van a buscar personal en otras compañías ante la necesidad de reclutamiento”, dijo Sergio Goldemberg quien señaló que en este sentido y para las áreas de RRHH, también será necesario poner en práctica un plan de retención de personal, que además de lo económico contempla beneficios como una buena cobertura médica, rosters con francos equitativos, comodidad en el trabajo. “Hoy en la minería lo que se está viendo es que la gente está cambiando calidad de vida, cambiando cantidad de días de estar arriba en el proyecto porque el desarraigo no es para todos, equilibrio entre los días de trabajo y de franco, además de un plan de carrera”, cerró Goldemberg.

Fuente: Mdzol.com

Fotografía AK on Twitter