Buenos Aires (EP), 03 de Oct 2022. La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) fue invitada a exponer frente a la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación su análisis sobre los proyectos de Ley de Humedales en debate.

Allí, Luciano Berenstein, Director Ejecutivo de CAEM, destacó que los proyectos impactarían no solo frenando la llegada nuevas inversiones, sino que también ponen en riesgo el trabajo de los yacimientos que ya están en funcionamiento Y recordó que la minería es una industria federal, con presencia en San Juan, Santa Cruz, Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Mendoza, Córdoba, San Luis, La Pampa, Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, Santiago del Estero, Río Negro, Chubut, Neuquén y Tierra del Fuego. Por esto, reclamó que la industria sea escuchada.

Resaltó que la minería tiene varios puntos en común con la agricultura, entre ellos que ambas son dos de las tres únicas industrias que en 2021 produjeron ingresos netos de divisas para el país, en un momento donde esto es prioritario para la economía nacional.

Y expresó que a lo largo de la Argentina, la minería genera empleo para más de 85.000 familias y ayuda a movilizar las economías regionales en zonas alejadas de los grandes centros productivos y poblacionales. “El sector en la actualidad realiza el 80% de las compras a nivel local y motoriza una sólida cadena de valor, compuesta por pymes de origen nacional”, completó.

En su exposición Berenstein dejó en claro que, de aprobarse los proyectos, se ponen en riesgo:

U$S 20.000.000.000 en inversiones productivas.

Exportaciones actuales por USD 3.800.000.000

Exportaciones anuales por USD 12.000.000.000 al 2030

$107.000.000.000 en aportes impositivos actuales

Más de 120.000 empleos proyectados a 2030

El sustento de las economías regionales, de zonas sin otros recursos.

En relación a los proyectos, se pidió, entre otros puntos que se garantice una definición clara y precisa vinculada a un humedal y alineada con las definiciones internacionalmente aceptadas; que  se legisle con un espíritu federal de concertación, y que se evite caer en  la prohibición de actividades per se.

Fuente CAEM

Fotografía Bloomberg Línea