Catamarca (EP) 17 de Julio. – El cese de actividad minera hace peligrar 2.200 puestos laborales y la recaudación de $181 millones.

La secretaría de Minería de la Provincia emitió un comunicado ante el fallo de la Cámara Federal de Tucumán que ordena suspender las actividades en los yacimientos Bajo La Alumbrera y Bajo El Durazno, “a fin de que se realicen los informe periciales in situ y hasta que las demandadas acrediten fehacientemente haber cumplido con la contratación de un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del posible daño”.

El documento oficial está dividido en dos aspectos: por una parte, lo referente a la materia ambiental y por la otra, el aspecto económico social.

Sobre lo ambiental, desde la Secretaría aseguraron que Minera Alumbrera “cuenta efectivamente con una póliza de seguro de caución emitida por la empresa Testimonio Compañía de Seguro SA”, cuya vigencia se estira hasta el 26 de mayo de 2018.

A la vez, aclara que la autoridad de aplicación, es decir, quien se encarga de trabajar en esta materia (Ley Ambiental 25.675), es la secretaría de Estado de Ambiente de Catamarca.

También recuerda que oportunamente se dio a conocer que la tesis doctoral del Ing. Nieva –que respalda la demanda interpuesta por la Sra. Cruz y otros- carece de sustento técnico, “por lo cual no puede ser considerada evidencia objetiva o al menos única evidencia para adoptar una medida de tales características”.

Con respecto al dique de cola, explicaron que es un dique filtrante que cumple su función por los 23 pozos de retrobombeo aguas abajo. “Estos pozos bombean la solución filtrante y la devuelven al proceso de producción”, con lo cual el “sistema evita una modificación ambiental, apoyado también por 30 pozos de monitoreo en funcionamiento, que lo controlan”.

Sobre esta línea, advierte que dicho sistema de retrobombeo “no debe detenerse”, por cuanto se encuentra “en equilibrio formando parte de la operación del dique”. A la vez, argumenta que dicho “sistema debe continuar funcionando por el transcurso de 20 años una vez concluida la etapa de producción”.

En tanto, se consideró necesario que la Dipgam participe de las pericias dispuestas por la Justicia, puesto que “la secretaría de Minería es autoridad de aplicación en todo el territorio provincial en materia ambiental-¬minera y realiza periódicamente un efectivo trabajo de monitoreo y control sobre todos los proyectos mineros radicados en la provincia”.

Ahora, en el aspecto social económico, la Secretaría le puso números a lo que representaría el cese de actividades en el yacimiento.

Para el caso, señaló que peligran 2.200 puestos de trabajo directos, entre empleados y contratistas. Además, Catamarca dejaría de recaudar $120 millones en concepto de regalías -montos previstos para este 2017-, $34 millones en Ingresos Brutos e Impuesto Automotor y $27 millones de canon de agua. Es decir, sólo entre estos conceptos la Provincia dejaría de percibir $181 millones.

Trasladado al ámbito nacional, se dejarían de recaudar alrededor de 1.200 millones de pesos, por distintos conceptos, como también se dejarían de percibir 4 mil millones de pesos en compra y contrataciones de bienes y servicios. De esta última cifra, $266 millones corresponden tan solo a Catamarca.

Corpacci lamentó la situación en Alumbrera: “Es un impacto económico muy fuerte”

La mandataria expresó su preocupación tras conocer el fallo de la Cámara Federal de Tucumán, que ordenó detener la actividad minera en el lugar.

La gobernadora de la provincia, Lucía Corpacci, manifestó su preocupación tras el fallo de la Cámara Federal de Tucumán, que ordenó suspender la actividad en Mina Bajo La Alumbrera.  “Para la provincia y la Nación es un impacto económico muy fuerte, también para la gente que viene a invertir”, señaló la mandataria.

Al mismo tiempo, comentó que siguen esperando la “reactivación económica” que prometió el gobierno nacional. “La reactivación económica del país nos tiene muy preocupados porque todavía no la vemos. Nos preocupa la baja del consumo, la gente tiene que ser muy inteligente para vivir porque cada vez es más difícil”, indicó.

Fuente El Esquiú – El Ancasti