Chile (EP) 06 de Julio. – De acuerdo al informe de Cochilco “Consumo de Agua y Energía en la Minería del Cobre al año 2016” la cantidad de agua recirculada ha visto un aumento constante en los últimos años, alcanzando a un 74,3% el año pasado.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) presentó este miércoles los estudios “Consumo de Agua y Energía en la Minería del Cobre al año 2016” y un análisis sobre la tendencia de uso de agua de mar en las operaciones mineras así como sus perspectivas a futuro.

La actividad, que se realizó en la Universidad Andrés Bello ante más de 200 personas, contó con la participación de la Ministra de Minería, Aurora Wiiliams; del Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Sergio Hernández; del Decano de la Facultad de Ingeniería de dicha Casa de Estudios, Alejandro Caroca; del Director de la Carrera de Ingeniería en Minas de la misma Universidad, Fernando Acosta; y de la Gerente de Desarrollo de Sonami, María Cristina Betancour.

Durante su intervención, el Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, señaló que existen factores estructurales de la minería que afectan el consumo de agua y energía que requieren las operaciones productivas, tales como el envejecimiento de las minas, las distancias de acarreo, la mayor producción de sulfuros, entre otros.

En este contexto señaló que el consumo de agua de la minería del cobre durante el año 2016 llegó a 59,31 m3/seg, lo que significa un alza de 6,4% respecto al año anterior. Detalló que el consumo total de agua de origen continental fue de 13,61 m3/seg, la de agua de mar de 2,45 m3/seg y el agua recirculada  de 43,25 m3/seg. “Al analizar la tendencia de los consumos globales en la minería, se puede observar que la cantidad de agua recirculada ha visto un aumento constante en los últimos años, alcanzando a un 74,3% el año pasado, del mismo modo el agua de mar el consumo aumentó 7,5%”, explicó Hernández.

En relación al consumo de energía, Hernández señaló que  para una producción de 5,6 millones de toneladas de cobre fino contenido que se obtuvo en 2016, la industria minera del cobre demandó 168.572 TJ, lo que representa un alza de 1,4% en relación a 2015, y que corresponde a un 12% del total de energía consumida en el país. “Esta alza es el menor aumento nominal de energía desde 2005, confirmando la ralentización del aumento del consumo energético desde 2013, año que registró el nivel de producción de cobre mina más alto de los últimos 15 años”, explicó.

Por su parte, el Director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, Jorge Cantallopts, sostuvo respecto al consumo de agua de mar que éste va íntimamente ligado al consumo de energía, por lo que es importante una mayor integración entre el agua y la energía sostenible, en el que la reutilización de este insumo, combinado con la gestión integrada por cuencas, podrían proporcionar una solución para la escasez observada en las cuencas altamente vulnerables ubicadas en ambientes áridos.

Enfatizó que si bien la minería utiliza solo el 3% del consumo de agua a nivel país, es importante estar constantemente buscando tecnologías y prácticas que permitan reducir el consumo de agua, y buscar nuevas fuentes de abastecimiento, ya que la minería se desarrolla en lugares donde prácticamente no existe este insumo.

Respecto al tamaño de las faenas señaló que éste afecta la eficiencia, puesto que permite generar economías de escala e invertir en tecnologías nuevas que permitan disminuir el consumo de agua. “En cuanto a la gestión, según tamaño de minería, se abre una oportunidad de modelo de negocios para plantas desaladoras compartidas, ya que refleja la dificultad de la mediana minería para utilizar este tipo de tecnología, que der ser suministrada por un tercero podría acercar su factibilidad en las operaciones de menor tamaño”, enfatizó.

Fuente Portal Minero