Salta (EP), 26 de octubre 2021. Se trata de uno de los mayores depósitos de cobre sin desarrollar a nivel internacional: Taca Taca se encuentra en una fase muy adelantada de su desarrollo.

El Dr. Carlos Ramos, Presidente de Corriente Argentina S.A. -subsidiaria de First Quantum-, aclara que a la resolución de cuestiones puntuales –restricciones cambiarias, retenciones a las exportaciones, IVA en la construcción-, le seguiría la decisión de construcción.

Taca Taca es uno de los principales proyectos de cobre de Argentina y la principal apuesta minera de Salta, ¿cómo podría definirse la actualidad de este emprendimiento, largamente conocido, con avances y retrocesos a lo largo su historia?

Taca Taca podría ser definido como una mina de cobre para ser construida. Ya contamos con total certeza de los recursos, como se van a explotar, y qué se debe hacer. Se tiene que definir el momento de la construcción, eso es Taca Taca al día de hoy.

Por supuesto que estamos trabajando en cuestiones de infraestructura, las que tienen que contar con más grado de detalle. Y con ello refiero a que necesitamos terminar de trabajar en la línea de alta tensión, en el camino alternativo a realizar, en algunas reparaciones o puestas a punto del tren. Es decir, un conjunto de cuestiones del orden de los US$280 millones que ya están contempladas dentro de la inversión de Taca Taca.

Hablamos de obras sobre las cuales ya hemos presentado el Informe de Impacto Ambiental (IIA), como el caso de la línea de alta tensión y el camino alternativo. Referir a que hemos presentado los IIA muestra el grado de avance: se trata de obras totalmente previstas a desarrollar, ya pensadas, y ahora estamos ajustando detalles.

Taca Taca es una mina que producirá entre 200.000 y 250.000 toneladas de cobre por año, las que serán exportadas. Sin duda que será una fuente de ingresos muy importante para el país; estamos trabajando en la infraestructura, así como en una serie de cuestiones que se necesitan a nivel nacional, lo que se definirá en su momento.

a compañía está trabajando en cuestiones de infraestructura, ¿qué se encuentra pendiente en materia de permisos y habilitaciones?

Nos encontramos en la gestión de la autorización ambiental para todas las obras, lo que incluye el trámite del Informe de Impacto Ambiental para la explotación, así como una serie de estudios pedidos por la autoridad en relación a cuestiones geotécnicas. Nos encontramos a la espera de las aprobaciones de los IIA relacionados con el tendido eléctrico y camino alternativo.

Y, por supuesto, en el momento en que se decida la autorización, se presentarán los planos de las plantas; sumemos a eso que estamos realizando un plan muy intensivo de exploración del recurso agua que necesitará la planta, es decir que cuando concluyamos con ese plan de exploración se pedirán los permisos de concesión de agua para la explotación.

Lo que refiere a cuestiones de geología ya está finalizada: estamos abocados a todo lo que corresponde a tramitación de permisos ambientales para que, cuando tengamos toda esa información en carpeta, podamos decidir la construcción.

Se depende más de algunas cuestiones o medidas que necesitamos del gobierno nacional que de los permisos informados: los trabajos ya están presentados, y lo que hacemos en esta instancia es proveer más información conforme a lo que se nos pida. Pero hay cuestiones estructurales  en cuanto a la viabilidad económica del proyecto que deben ser resueltas en una negociación a nivel nacional.

Qué es lo que se necesita para tomar una decisión definitiva en paralelo a otras tareas en las que están avanzando?

Se tienen que resolver algunas cuestiones de tipo cambiario; necesitamos tener libre disponibilidad de un porcentaje de las divisas generadas por las exportaciones. La construcción será financiada totalmente por la empresa a través de financiamiento internacional: esto significa el ingreso de dólares que se destinarán a la construcción, pero luego existen repagos de créditos y una serie de importaciones ineludibles, por lo que cuándo comencemos a exportar necesitamos que se nos provea de las divisas, al menos de una parte adecuada y razonable. Si tomamos una fotografía de hoy, existe una serie de trámites muy complejos, y no tenemos seguridad para lograr una provisión en parte de esas divisas. Esto tiene que estar claro, seguro y resuelto.

Tampoco podemos dejar de recodar la cuestión asociada a las retenciones, que  en el caso del cobre es muy complejo de momento que es del 4,5%; sabemos que los grandes proyectos de cobre se caracterizan por tener una rentabilidad muy baja pero son muy grandes en términos de volumen. Necesitamos modificar esa retención, y también sería ideal poder trabajar con la cuestión del IVA en la construcción, porque ese impuesto se puede pagar y tal vez no recuperar por un plazo de 3 años, por lo que se va licuando.

Necesitamos, fundamentalmente, de una estabilidad fiscal muy seria que sea respetada a rajatabla y que no sea debatida a posteriori. Este tipo de cuestiones son muy elementales y a la vez fundamentales para la decisión de la puesta en marcha, y en eso estamos trabajando: hablando con el gobierno nacional y provincial. Necesitamos avanzar, y que todas estas cuestiones estén definidas en un marco de seguridad.

¿Se puede hablar de plazos?

Más que en cuanto a plazos yo hablaría de prioridades, de resolver temas como los planteados y enumerados: consideramos son cuestiones razonables en el marco de inversiones de esta naturaleza que no requiere de aporte del estado nacional o provincial.

Si se obtiene todo lo nombrado, más los permisos ambientales de exploración, camino alternativo, energía, permisos de agua, creo que los vamos a catalizar e irá muy rápidamente, de momento que están muy encaminados y avanzados, y en buen diálogo con las autoridades técnicas. Si resolvemos las cuestiones prioritarias informadas previamente, las cuestiones técnicas avanzarán muy rápidamente, tal vez con la decisión de construcción en 2022, y el inicio de un proceso donde ya se le generen divisas al estado nacional.

¿La resolución de estas cuestiones informadas es la luz verde para Taca Taca?

Absolutamente. Si se obtienen las respuestas a los temas planteados, el paso siguiente es la decisión de construcción. No podemos descartar problemas internacionales, porque siempre los hay, pero lo importante es resolver seriamente los temas enumerados. Y a partir de allí se toma la decisión de construcción.

La provincia de Salta cuenta con una normativa puntual de obras de infraestructura a cuentas de regalías futuras, ¿Taca Taca haría uso de la misma?

Sí, la tomaríamos. Está en nuestro radar: si se resuelven las cuestiones informadas previamente, haríamos uso de la ley provincial 8164; contamos con un equipo  trabajando en ello para presentar los proyectos.

Vale la aclaración que no se trata de una exención: al contrario, de momento que  es un adelanto de impuestos, de regalías, que es algo que la empresa realizará porque está previsto.

¿Qué tareas ejecutan en relación al desarrollo de proveedores locales, más allá de la decisión de inversión?

Nuestra política de Responsabilidad Social Empresaria incluye el desarrollo de proveedores locales. Es preciso aclarar que la ley 8164 también incluye una serie de previsiones en la contratación de servicios y mano de obra local; desde nuestro lugar estamos exigiendo a nuestros proveedores a que cumplan con lo establecido en la ley. Esta normativa está operativa en cuanto a contratación de servicios y mano de obra más allá de que no se presente el proyecto de una obra por regalía.

Existe una serie de requerimientos que ya están operativos y la empresa los está cumpliendo. De hecho, junto con al pedido de un presupuesto, exigimos la inscripción como proveedor local. También es preciso informar que no nos limitamos a esto, de momento que trabajamos activamente en Tolar Grande, Pocitos, San Antonio de los Cobres a nivel de desarrollo de proveedores locales. Ya contamos con casos de haber capacitado personas que ahora están contratados como empresas de servicios de catering por dar un ejemplo. Se ha dado un círculo bastante virtuoso.

Se quiere trabajar en empresas mineras pero no hay capacitación, y es algo que lo hemos hecho por nuestra parte. Estamos cumplimentando todas las mesas sociales con comunidades originarias, municipios, e intendencias: hay un trabajo muy amplio en todo ese aspecto, y lo llevamos adelante.

¿Existe una medición del impacto económico y social a partir de la construcción y posterior producción de Taca Taca?

En este momento, la actividad minera es la 12°, con la puesta en marcha de Taca Taca el sector minero será la primera actividad económica de la provincia de Salta. Es por ello que, con el aporte de Taca Taca, Salta se transformaría en una provincia minera. En este momento Argentina están exportando unos US$2.600 a US$2.800 millones de minerales anules; en algunos momentos Taca Taca estará exportando US$2.500 millones por propia cuenta. Taca Taca producirá algo así como el 20% del cobre de EE.UU: esto marca la dimensión y volumen de este emprendimiento.

¿Cuán competitivo es Taca Taca más allá de las vicisitudes respecto a otros proyectos de Argentina y de la región?

Se considera que Taca Taca, junto con Agua Rica en Catamarca y Josemaría en San Juan, realizarán un aporte que modificará la realidad minera de Argentina.

Acorde a lo informado por el Ministerio de Minería, para 2019 San Juan exportó oro y plata por US$911 millones, representando un 73% de las exportaciones provinciales, lo cual muestra que se trata de una provincia netamente minera, donde esta actividad tiene un rol fundamental.

La provincia de Salta tiene un destino y una realidad porque hoy se exporta litio y oro, pero la proyección que viene con Taca Taca – un proyecto ya encaminado- y  los de litio es significativa: las reservas están, y las decisiones que se toman en este momento son de construcción.

Con Taca Taca, en producción y la transformación de Salta de provincia con minería a provincia minera, ¿Lo mismo se puede trasladar a nación?

Tenemos una presencia agroexportadora difícil de equiparar, pero creo que si por ejemplo creciéramos al nivel de Perú, y considero que es una cosa muy posible si damos seguridad y facilitamos la exploración, no digo que seremos tan exportadores como el agro, pero será un aporte indispensable e insustituible. No tengo duda que sería la solución a nuestros problemas macroeconómicos.

DESTACADOS

“Taca Taca podría ser definido como una mina de cobre para ser construida. Ya contamos con total certeza de los recursos, como se van a explotar, y qué se debe hacer.”

“Necesitamos terminar de trabajar en la línea de alta tensión, en el camino alternativo a realizar y en algunas reparaciones o puestas a punto del tren, por un total del orden de los US$280 millones que ya están contempladas dentro del CAPEX.”

“Taca Taca es una mina que producirá entre 200.000 y 250.000 toneladas de cobre por año, las que serán exportadas.”

“Existen cuestiones estructurales  en cuanto a la viabilidad económica del proyecto que deben ser resueltas en una negociación a nivel nacional.”

“Si se obtienen las respuestas a los temas planteados, el paso siguiente es la decisión de construcción.”

“Necesitamos, fundamentalmente, de una estabilidad fiscal muy seria que sea respetada a rajatabla y que no sea debatida a posteriori.”

RECUADRO

“Observo la minería, y es mi deseo que tomemos conciencia, aprendamos a debatir, recibir información. Chile exporta minerales por US$40.000 millones, Perú por US$26.000 millones. Argentina exporta solo US$ 2.700-2.800 millones, sin que haya ninguna razón de que sea así: sabemos que los recursos están, necesitamos de mucha seguridad jurídica y aprender y entender los desafíos de un proyecto.

“Necesitamos observar la oportunidad de exportaciones como en los casos de la minería de Chile y Perú con el trabajo que implica; esa es nuestra obligación desde los sectores político, dirigenciales, asociales civiles: desarrollar la minería es la solución para nosotros.”

“Planteamos cuestiones como restricciones cambiarias, acceso a las divisas para repago de créditos y pago de dividendos de los socios, retenciones al cobre, IVA en la construcción, estabilidad fiscal seria; lo estamos discutiendo y planteando en este momento a todos los niveles, así como la necesidad que tenemos para la toma de decisión de la construcción.”

“Se trata de un esquema de inversión enorme: estamos hablando de una inversión de US$3.500-4000 millones, una exportación de US$2.000-2.500 millones anuales en producción, con un impacto muy grande en la economía de la provincia y en la misma nación.”

“Todo esto con el pleno respeto al medioambiente, a las comunidades originarias, localidades poblaciones cercanas estamos trabajando y caminando para que se vean beneficiados. Trabajo social, crecimiento económico poblacional.”

Fuente Panorama Minero