Mendoza (EP) 06 de Ene. – El acuerdo de confidencialidad entre el Gobierno de Mendoza y la empresa Vale exige que no se difunda “información técnica, financiera y hasta de los problemas potenciales que tiene el emprendimiento”.

Desde hace años que el Gobierno de Mendoza busca la forma de poner en marcha el proyecto minero Potasio Río Colorado. Después de que la minera Vale abandonara el emprendimiento, el gobierno mendocino necesita tomar el control del proyecto para transferirselo a una empresa china que está interesada. Ahora, se conoció que el exgobernador Alfredo Cornejo firmó un acuerdo de confidencialidad con la empresa Vale para que “no se difunda información técnica, financiera y hasta de los problemas potenciales que tiene el emprendimiento que no pueden difundirse porque podrían complicar cualquier negociación”.

“La Provincia busca reactivar la mina Potasio Río Colorado, en Malargüe, pero antes de ello necesita retomar el poder sobre los derechos mineros y la infraestructura que la empresa brasileña Vale dejó en el Sur cuando abandonó la mina. El camino para la reactivación es complejo. Ante los problemas de la empresa Vale, Mendoza eligió la negociación antes que la sanción y por eso para retomar el poder sobre el Gobierno no le quitará la concesión a la empresa brasileña sino que buscarán una transferencia de acciones del proyecto de manera “gratuita””, asegura un artículo publicado en el portal Mdzol.

“Así está establecido en el acuerdo que firmaron el año pasado para avanzar en las negociaciones y que tiene una particularidad. Ese contrato tiene cláusulas secretas e información confidencial que el Estado local se comprometió a cumplir. Se trata de información técnica, financiera y hasta de los problemas potenciales que tiene el emprendimiento que, según Vale, no pueden difundirse porque podrían complicar cualquier negociación. La Provincia solicitó informes detallados como parte de una auditoría realizada sobre el emprendimiento”, afirma el diario digital.

Desde el año pasado, Mendoza apuesta a que Potasio Río Colorado sea explotada, aunque con un proyecto menor al original. Para ello están avanzadas las negociaciones con la empresa estatal china Shanghai Potash, que explota esos recursos pero además investiga y desarrolla tecnología. Antes, el Estado debe recuperar los derechos.

La Pampa viene siguiendo con preocupación el emprendimiento porque es un riesgo potencial de contaminación del río Colorado. Cada vez que Mendoza anuncia la reactivación de la mina, La Pampa pide que haya estudios de impacto ambiental. La Cámara de Diputados ha aprobado exigir esto. También el Parlamento Patagónico aprobó por unanimidad la realización de una evaluación de impacto ambiental por la Auditoría General de la Nación, evidenciando la preocupación de toda la región por el riesgo de contaminación de las aguas del río Colorado.

Acuerdo

Después del abandono que hizo Vale del proyecto, Mendoza ha buscado la reactivación. Ahora, según funcionarios mendocinos la alternativa más firme es “la posibilidad que las acciones de Potasio Río Colorado sean trasferidas a la Provincia”. Es decir, que Vale no sea sancionada y que no pierda los derechos mineros, sino que como empresa le pase a la Provincia el paquete. Eso incluye los derechos y la infraestructura montada en Malargüe. Si eso ocurre, la Empresa Mendocina de Energía podría ser el destinatario de las acciones. Rodolfo Suarez tiene en carpeta la creación de una empresa provincial de minería. Claro que esa idea era cuando el plan de desarrollar la minería estaba vigente, antes del rechazo social a la modificación de la ley 7722.

En la nota publicada por el portal Mdzol explican que “para analizar las alternativas, Vale abrió la caja negra de Potasio Río Colorado. Es decir, toda la información comercial, impositiva, laboral, judicial, técnica, ambiental y todo lo referido al proyecto. Pero esa documentación es clasificada y el Gobierno aseguró confidencialidad”. “Por el mencionado Acuerdo de Confidencialidad, la Provincia se obliga a mantener y guardar en estricta reserva y absoluta confidencialidad toda la información escrita u oral que Potasio Río Colorado entregue con posterioridad a la vigencia de este acuerdo y cualquier negociación relacionada a la transferencia de las acciones de la Empresa a la Provincia para que ésta promueva la reactivación del proyecto minero Potasio Rio Colorado, mediante la transferencia posterior de las acciones a algún inversor vinculado o no a la Provincia”, dice el Decreto donde se ratifica el acuerdo de secretismo informativo.

https://www.eldiariodelapampa.com.ar/