Neuquén (EPatagonicas) 14 de Noviembre. – La convocatoria fue lanzada en octubre con el propósito de conocer qué planes tienen las empresas para reactivar la mina antes de definir si se llama o no a una nueva licitación pública.

Al menos cuatro empresas manifestaron su interés por reactivar la mina de Andacollo, tras la convocatoria lanzada por el gobierno de la provincia argentina de Neuquén para retomar el emprendimiento metalífero, luego que Andacollo Gold S.A, abandonara la mina de oro y plata a fines del año pasado.

El plazo para presentar las propuestas de inversión vencerá hoy, aunque desde la Corporación Minera del Neuquén (Cormine) se indicó que podría extenderse hasta la semana que viene si hay interesados que lo soliciten.

“Ha habido mucho movimiento. Todavía no tenemos ninguna presentación formal, pero hemos tenido cuatro consultas firmes de empresas que van a participar”, señaló el presidente de Cormine, Martín Irigoyen.

La convocatoria fue lanzada en octubre con el propósito de conocer qué planes tienen las empresas para reactivar la mina antes de definir si se llama o no a una nueva licitación pública. La provincia busca lograr un contrato de usufructo “similar” al que le fue rescindido a Andacollo Gold SA, agrega la publicación.

Irigoyen explicó que algunas empresas ya habían visitado el lugar previo a la convocatoria formal, y al menos otras dos manifestaron su interés en las últimas semanas. “Hubo dos empresas interesantes que se presentaron, pero no les va a dar el tiempo para armar una propuesta concreta. Se les dijo que no era condición excluyente presentarse acá para poder licitar después”, aclaró el funcionario.

La mina de Andacollo fue otorgada a MAGSA mediante un contrato de usufructo a 20 años en 1998, tras una licitación que resultó desierta. En 2010 el entonces gobernador Jorge Sapag firmó una extensión por otros diez años. A fines del año pasado, la empresa abandonó el proyecto y el gobierno debió hacerse cargo de los salarios de unos 140 trabajadores que, en los hechos, nunca fueron despedidos ni indemnizados.

El titular de Cormine dijo que las empresas interesadas deberán contar con una capacidad de inversión cercana a los USD 15 millones de dólares.

Por su parte, el ministro de Energía de Neuquén Alejandro Nicola, afirmó que todo indica que la mina volverá a manos de la estatal Corporación Minera del Neuquén (Cormine), debido a que la firma que estaba a cargo incumplió sus promesas de inversión, detuvo sus actividades, dejó de pagar salarios y abandonó el yacimiento.

“Hoy la provincia está desembolsando alrededor de $ 2 millones de pesos argentinos mensuales para afrontar el salario de los 140 trabajadores afectados y llevar a cabo las tareas mínimas de mantenimiento del complejo, que no produce desde hace varios meses”, puntualizó Nicola.

Según las estimaciones de la autoridad provincial, reactivar la explotación de oro y plata ubicada entre las localidades de Andacollo y Huinganco implicaría una inversión cercana a los USD 2,08 millones (20 millones de pesos argentinos), aunque primeramente debería conocerse el destino definitivo de las instalaciones del proyecto, ya que parte de éstas podrían usarse para cubrir las deudas dejadas por Andacollo Gold.

“Estamos evaluando todas las opciones con las que contamos para poner en valor el emprendimiento. Pero lo cierto es que en los últimos tiempos muchos empresarios nos manifestaron su interés por el área, en la que vislumbran un alto potencial productivo”, indicó el funcionario.