Buenos Aires (EP), 10 de octubre 2021. Los fabricantes de baterías también se enfrentan a la subida de los precios del cobalto y el cobre.

Los precios del litio han prolongado su recuperación a lo largo del año, ya que el aumento de la demanda ha provocado la escasez de este importante mineral para las baterías.

Según el índice de carbonato e hidróxido de litio de Benchmark Mineral Intelligence, los precios se han duplicado con creces en el último año. La demanda de los materiales utilizados en los coches eléctricos y el almacenamiento de energía renovable se ha disparado y, aunque los mineros están tratando de aumentar la oferta, no hay suficiente para satisfacer el consumo.

«La financiación de los proyectos de litio sigue siendo demasiado escasa y tardía», afirma Cameron Perks, analista de BMI con sede en Melbourne. «El déficit del mercado ya se está produciendo».

Una larga caída desde el pico de 2018 significó la desaceleración de la inversión en el sector, mientras que la pandemia ha exacerbado las limitaciones de la oferta. Por el lado de la demanda, la transición energética verde ha acelerado la adopción de los vehículos eléctricos y se estima que el consumo mundial de litio se quintuplicará a finales de esta década, según BloombergNEF.

«Como los precios aumentan ahora, habrá proyectos y expansiones desconocidas aún por anunciar que ayudarán a aumentar la oferta para satisfacer la demanda. Eso es casi una certeza. Lo que no es seguro es cuántos proyectos desconocidos hay», añadió Perks.

«También existe la posibilidad de que no se pueda extraer suficiente litio, con lo que se corre el riesgo de que el despliegue de los vehículos eléctricos sea más lento».

Los precios están subiendo en toda la cadena de suministro. La segunda subasta de concentrado de espodumeno de Pilbara Minerals Ltd. -una forma parcialmente procesada del material- atrajo una oferta máxima de 2.240 dólares la tonelada por un cargamento de 8.000 toneladas, frente a los 1.250 dólares de su licitación inaugural en julio. El carbonato de litio de China casi se ha duplicado en sólo dos meses, y el hidróxido de litio ha subido más del 70% en ese periodo, según datos de Asian Metal Inc.

El coste de las baterías

Esto está presionando a los fabricantes de baterías, que también se enfrentan a precios más altos de otros insumos clave como el cobalto y el cobre.

Tras una década de descensos interanuales del precio de las baterías -una medida importante para determinar en qué momento los vehículos eléctricos costarán lo mismo o menos que los de gas-, existe ahora la posibilidad de que esa tendencia se detenga a medida que aumenten los costes de las materias primas, según el analista de BNEF James Frith. Alrededor del 40% del coste de una batería está ligado a materias primas que han subido.

Aun así, los fabricantes podrían compensar parte de los costes más elevados mejorando el proceso de producción, reduciendo las tasas de desecho y cambiando a productos químicos de baterías más baratos, escribió Frith en septiembre.

Fuente Bloomberg – World Energy Trade