Salta (EP), 23 de septiembre 2021. Lo declaró Flavia Royón. Para los especialistas las metas podrían alcanzarse por la importancia estratégica que adquiere el mineral y la falta de expectativas en los biocombustibles.

Un largo informe publicó el diario Ámbito Financiero sobre el asunto y destacó algunas postales de Rincón Lithium, la minera que trabaja a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar en las salinas del Rincón en Salta.

«Después de refinar la mezcla en sus laboratorios, producen carbonato de litio: esperan extraer 50.000 toneladas al año para 2025, en otro impulso para una actividad que se ha convertido en una de las mayores apuestas de Argentina”, destaca el informe. El mismo asegura que la actividad puede verse beneficiada por un viraje que opera en el país: la atención puesta en los últimos años en la producción de biocombustibles comienza a dar paso al metal blando que se usa en baterías que alimentan tanto a los pequeños dispositivos electrónicos como a los automóviles eléctricos.

Algunas de las compañías mineras más grandes del mundo han establecido operaciones en el norte de Argentina. Nuestro país es actualmente el cuarto productor mundial de litio con el 8% del total global y busca acercarse a Chile que produce el 22%, los dos a partir de salmuera. Australia, el mayor productor mundial del metal con el 49%, produce el mineral a partir de rocas llamadas pegmatitas.

«Desde salmueras, en Argentina podríamos llegar a ser el primer productor mundial en menos de una década si se sigue y mantiene el caudal de proyectos», declaró David Guerrero Alvarado, consultor de la canadiense Alpha Lithium, en una entrevista en la ciudad de Salta.

Para atraer las esquivas inversiones, el Gobierno argentino bajó el año pasado los impuestos a las exportaciones mineras del 12% al 8% y en abril autorizó el envío al exterior -no estaba permitido hasta entonces- del 20% de las divisas obtenidas por exportaciones de proyectos con inversiones superiores a los 100 millones de dólares. Por su parte, las provincias mineras como Salta, Jujuy y Catamarca se han comprometido a favorecer la modernización de la infraestructura.

La secretaria de Minería y Energía de Salta, Flavia Royón, dijo a Reuters que la provincia tiene como objetivo producir 200.000 toneladas de litio anuales a partir de 2025, un volumen casi equivalente a la quinta parte de la producción global esperada para ese año.

Según un reporte de agosto de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), las empresas mineras instaladas en el país realizarán inversiones por 2.700 millones de dólares, lo que llevaría a Argentina a casi quintuplicar sus exportaciones para 2025. Los embarques de litio pasarían de las 38.800 toneladas de este año a 175.000 toneladas en 2025, calculadas en más de 1.500 millones de dólares, de acuerdo con CAEM.

Fuente Cuarto.com.ar