Mendoza (EP) 10 Dic. – El proyecto de potasio de la mina Río Colorado de Malargüe, que alguna vez supo tener la brasileña Vale, vuelve a salir a la luz con la visita que tendrá lugar antes de fin de año de una delegación china, país que maneja buena parte del mercado de potasio.

Pese a la lógica expectativa que genera, lo cierto es que no se tratade un hecho que vaya a concretarse en el corto plazo, según aclaró el propio subsecretario de Energía de la Provincia, Emilio Guiñazú.

La visita que se espera al sur de Malargüe es de miembros del Instituto Nacional del Potasio de China. “Para China el potasio es un producto estratégico, son de los principales consumidores del mundo. Ellos ya conocen el yacimiento de Potasio Río Colorado y en la última misión en China con (el ministro) Kerchner les explicamos la situación y mostraron interés y vendrán para tomar contacto de primera mano”.

Guiñazú, en diálogo con FM Vos (91.5), contó que “desde que arrancamos la gestión, hemos intentado rescatar ese proyecto, firmamos un acuerdo con la Vale pero la realidad es que el precio del potasio continúa siendo muy bajo y continuaría así tres o cuatro años más. El potasio tiene un mercado de muy pocos jugadores que hoy tienen una capacidad ociosa. No hay interés en ellos mismos de abrir el mercado porque habría más oferta y el precio iría aún más ala baja”.

Desde 2013, cuando la minera Vale adujo problemas económicos por la abrupta caída del precio del mineral a nivel mundial y suspendió el proyecto, hubo más de un interesado en retomar los trabajos en el Sur mendocino. El Gobierno mantuvo conversaciones con empresarios ingleses, australianos y estadounidenses, pero todos evaluaron que en este contexto internacional no resulta atractivo sumar mayor oferta de potasio.

“Por eso –añadió el funcionario– salimos a buscar socios de un perfil diferente que mire a largo plazo y ahí aparece China, esto no se va resolver de forma inmediata”.

Se habla de una inversión necesaria de 1.500 millones de dólares para concluirse, con lo que se estaría a un tercio de la capacidad original.

Guiñazú expresó que “China importa más del 50 por ciento de lo que consume. El mercado consume 60 millones de toneladas por año y de eso China consume 15 o 16 millones”.

En 2009, cuando llegó Vale a la provincia, el precio del potasio alcanzaba su máximo valor por tonelada (más de 600 dólares). En ese momento la brasileña había comprometido una inversión de U$S 6.300 millones para extraer 4 millones de toneladas por año.

En abril del año 2016 se comenzó a trabajar en la reingeniería del proyecto para reducir la inversión a alrededor de U$S 1.500 millones y producir 1,4 millones de toneladas.

Gentileza Diario San Rafael