Buenos Aires (EP), 15 de Junio 2021. En el panel sobre minería del evento virtual organizado por el Centro Argentino de Ingenieros (CAI) se remarcó la necesidad de una ley nueva ley para viabilizar los grandes proyectos metalíferos.

Participaron Alfredo Vitaller (Josemaría Resources); Alberto Carlocchi (CAEM); Francisco Almenzar (CADIM); Nicolás Bareta (Yamana Gold Argentina); Roberto Massa (CAI); y Oscar Vardé (Academia Nacional de Ingeniería).

En la Semana de la Ingeniería 2021, organizada por el Centro Argentino de Ingenieros (CAI), se desarrolló el panel de minería. Participó como moderador Alfredo Vitaller gerente General de Josemaría Resources; y el panel estuvo conformado por Alberto Carlocchia presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM); Francisco Almenzar, titular del Colegio Argentino de Ingenieros de Minas (CADIM); Nicolás Bareta, presidente de Yamana Gold Argentina; Roberto Massa, presidente del Departamento Técnico del CAI; y Oscar Vardé, presidente honorario de la Academia Nacional de Ingeniería.

Minería y desarrollo

Carlos Bacher, CEO de Techint Ingeniería y Construcción y presidente de la Semana de la Ingeniería 2021, indicó que “la minería es un tema pendiente en el desarrollo de la Argentina, que tiene recursos enormes y proyectos que se realizaron exitosamente. Creo que la minería es el sector que más potencialidad tiene de los que estamos tratando en la Semana de la Ingeniería”.

Por su parte, Alfredo Vitaller gerente General de Josemaría Resources, remarcó el rol fundamental de la innovación y la tecnología para la etapa que viene en la minería y señaló que los desafíos del sector “están no sólo en lo que es estrictamente la mina, sino en toda la infraestructura que está asociada”. “Es central el desarrollo de la cadena de valor que puede generar un proyecto, donde no sólo están los servicios sino el diseño, con un rol preponderante de la ingeniería. En un futuro no muy lejano vamos a tener la necesidad de contar con muchos más ingenieros, empresas de ingeniería y proveedores”, añadió.

Luego continuó Alberto Carlocchia, titular de CAEM. “Con una capacidad reducida por la pandemia, la minería logró exportaciones por 2.600 millones de dólares en 2020 y tiene un potencial para triplicar este monto en los próximos 10 años”, resaltó.

Hizo un repaso por el sector metalífero: “La Argentina está ingresando en lo que denominamos ´la era del cobre´, que es un mineral indispensable para las tecnologías relacionadas a las energías renovables y la electromovilidad. Los proyectos más importantes que tenemos, como pueden ser Josemaría, Agua Rica, Taca Taca, El Pachón, Los Azules tienen un promedio de inversión de 2.500 millones de dólares cada uno”.

En cuanto a la minería de oro, Carlocchia enfatizó que “la Argentina se encuentra dentro de los primeros 20 países productores y tiene dos de los 25 proyectos en producción más importantes del mundo, como son Veladero en la provincia de San juan y Cerro Negro en Santa Cruz”. También remarcó la importancia de la minería de litio, plata y los desafíos para el proyecto Navidad en Chubut y la minería no metalífera.

Condiciones locales

Alberto Carlocchia añadió también: “Desde CAEM venimos promoviendo una ley de grandes proyectos de inversión para otorgarle mayor agilidad a la puesta en marcha” de los grandes desarrollos mineros. Y agregó que “esta ley no sería solamente de minería, sino que abarcaría a los grandes proyectos de energía e infraestructura que se destacan por las inversiones de largo plazo y por ser de importancia para el crecimiento federal de nuestro país”.

Luego fue el turno de Oscar Vardé, que es el presidente honorario de la Academia Nacional de Ingeniería. Su intervención puso el foco en el documento “La minería en la Argentina: contribuciones de la ingeniería para su desarrollo sustentable”, un material que publicado recientemente y que elaboró esta institución junto con el Centro Argentino de Ingenieros.

En el texto “tratamos temas relevantes para la minería, como es el uso del agua, que en algunas provincias significó una oposición sostenida a la actividad y que es un mito, como el impacto de la actividad en las zonas glaciales y periglaciares, que es un tema sensible pero que no tiene definición. También los cuidados ambientales, las operaciones a cielo abierto y subterráneas y las presas de relave, los diques de cola y el cierre de minas”.

Vardé indicó que “los casos en donde se prohibieron proyectos o la minería son situaciones que tienen que superarse con información y datos independientes”.

En cuanto al marco regulatorio, subrayó que “el documento recomienda superar el desorden legislativo que tiene hoy el sector, con disposiciones o leyes que quedaron viejas” y remarcó la necesidad de fortalecer la seguridad jurídica. Vardé puso como ejemplo que en los últimos años se incrementaron las retenciones mineras “por encima de lo que estaba pautado en la ley y esto afecta al desarrollo minero”.

El panel continuó con Francisco Almenzar (CADIM), que resaltó la importancia de los ingenieros para desarrollar una minería sustentable. “En el Plan Nacional de Minería, que desarrolló la Secretaría de Minería y en el que estamos trabajando, hay muchos aportes desde la ingeniería en todo lo que es la visión sustentable de la actividad”. En esa iniciativa “se destaca la inclusión social, la sustentabilidad ambiental, la integración nacional, la institucionalidad y la minería competitiva. Los ingenieros tenemos un enorme trabajo para que la minería sea competitiva. Desde el momento de la exploración y la construcción debemos participar activamente. Tenemos que buscar bajar los costos y mantener las condiciones de seguridad para nuestra gente”.

También destacó que “la energía para la minería no es barata. Estamos lejos y consumimos mucho diesel y gas. Los ingenieros tenemos que trabajar para que estos costos bajen”.

Roberto Massa, del Departamento Técnico del CAI, se refirió a los desafíos del sector minero “para poder convertirse en proveedor global y no depender del mercado local”. “Para tener mercado necesitamos seguridad jurídica, mejores condiciones macroeconómicas en el país, y es fundamental tener estabilidad fiscal. Los recursos los tenemos, pero sin estas condiciones no podemos desarrollar la minería”.

Por último, Nicolás Bareta, presidente de Yamana Gold Argentina y vicepresidente de CAEM. El ejecutivo destacó, entre otras cosas, la importancia de la cadena de valor de la minería: “logramos la sustitución del compre local en el total de la cadena y esto nos permitió ser más competitivos. Pudimos cumplir con nuestros objetivos de producción con mayor compra local y lograr fortalecer el efecto económico dentro de las comunidades donde trabajamos”.

Comentó los trabajos actuales de la compañía: “en la actualidad estamos hablando de lantano, terbio, erbio o cerio, que son tierras raras que hoy estamos explorando en provincias como Catamarca y Salta. Todos estos elementos están siendo parte de los teléfonos celulares. Son metales o minerales que los ingenieros y geólogos están poniendo en valor para desarrollarlos en un futuro cercano, al igual que lo fue el cobre o el oro”.

Fuente https://oncediario.com.ar/