San Juan (EPatagonicas) 08 de Octubre. – Un informe de un laboratorio de la Universidad Nacional de Cuyo de Mendoza (UNCuyo) sobre muestras de agua tras el derrame de solución cianurada de la mina Veladero desató la polémica, al punto que el Gobierno sanjuanino no descarta iniciar una demanda civil contra la casa de estudios superiores.

José Luis Gioja ayer calificó de falso y un ataque a la provincia a dicho estudio, el cual señala que se detectó niveles por encima de lo permitido en metales como manganeso y aluminio en el río iglesiano La Palca.

La encargada de prensa del Rectorado explicó en Radio Sarmiento que “los datos que se han dado a conocer son los que publica el portal de noticias Unidiversidad (perteneciente a la institución)”, que “son correctos” y que “son el resultado del informe que difundieron los que lo encargaron”, aunque aclaró que ella no lo puede certificar.

En conferencia de prensa, el Gobernador, molesto, cuestionó con dureza el análisis. “Se está afectando deliberada e intencionalmente a la provincia y al pueblo con información distorsionada y falsa. Se colgó en la página web un informe que es engañoso, dañino y que tiene mala fe”. Por esa razón, instruyó al fiscal de Estado, Guillermo De Sanctis, a que envíe una carta notarial al rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi, para que ratifique o rectifique lo que salió en la publicación.

El titular del organismo que defiende los intereses de la provincia no descartó que frente a cualquiera de los caminos que tome la institución presente una demanda civil por daños y perjuicios. Ante la consulta sobre si la casa de estudios superiores va a ratificar o rectificar la noticia, Martina Funes, vocera del Rectorado, señaló que “lo tiene que evaluar Asesoría Letrada”.

La polémica estalló porque uno de los medios de comunicación de la UNCuyo, el portal Unidiversidad, difundió el sábado el informe del Laboratorio de Análisis Instrumental de la Facultad de Ingeniería, en base a datos que obtuvo del ambientalista jachallero Raúl Zeballos, quien recibió el estudio en representación del municipio de Jáchal, que había encargado su elaboración, según manifestó Funes.

El análisis del laboratorio, según el sitio y el propio Zeballos, estableció que en el río La Palca (que recibe agua del río Las Taguas y éste a su vez del Potrerillos, donde el 13 de septiembre cayó el millón de litros de solución cianurada) se habría detectado 70 miligramos por litro (mg/l) de aluminio, cuando lo que tolera la ley nacional de residuos peligrosos para riego y consumo animal es de 5 mg/l. Además se habría verificado la presencia de 1,48 mg/l de manganeso, cuando el promedio histórico es 0,25. Además, la publicación señala que también se encontraron trazos de metales como mercurio, cobre y zinc.

En la intimación que ayer envió De Sanctis a la institución se resalta que esos valores son falsos. En el Gobierno informaron que las muestras de agua que tomó la Policía Minera en el río La Palca, cuyos resultados fueron analizados por el laboratorio del Cipcami, revelaron que los valores de los metales hallados estaban dentro de los parámetros normales. El ingeniero Jorge Millón, del Departamento Hidráulica, informó que en el caso del manganeso, la línea base indica que antes de que se estableciera Veladero, el valor era de 1,5 mg/l y que es falso que el promedio histórico en ese río sea 0,25.