Santa Cruz (EPatagonicas) 11 de Junio. – Las excavaciones a cielo abierto que se hacen en una mina para extraer los minerales, suelen tener, en algunos casos, una profundidad considerable. Pero ¿Qué sucede cuando el proceso llegue a su fin y es hora de trasladarse a otro lugar? Mina Marlín, ubicada en Guatemala, propiedad de la operadora de la mina subterránea Cerro Negro en Argentina (Goldcorp Inc.), cuenta con un completo plan de recuperación ambiental que permite rehabilitar las áreas explotadas y asegurar la renovación del área verde y evitar el proceso de oxidación de la roca, beneficiando en forma directa a las comunidades aledañas. Esta etapa es conocida como cierre técnico.

RecPitWeb 1

Para ello, la compañía tiene un equipo de expertos, especialistas en cierres técnicos de minas a cielo abierto, quienes están a cargo de utilizar tecnología de punta para llevar a cabo un relleno compacto que día a día se eleva formando una serie de terrazas que evitan los derrumbes.

Las maquinas operadas por el personal calificado, rellenan el suelo de tal manera, que, al concluir, se puede sembrar un bosque en el que los arboles tendrán un crecimiento sano y natural.

Pero una arboleda no es la única opción. Por ejemplo, en el área de la planta de mina Marlín, antes de iniciar operaciones, la empresa aprovechó un agujero natural que estaba en la propiedad y lo rellenó. Luego fue reforestado con árboles y pasto y, ahora, es este espacio pastan más de veinte vacas las cuáles pasan cada día a la ordeñadora industrial y producen, para la planta de pasteurización, leche de alta calidad con la que elaboran quesos frescos.

RecPitWeb 2

En octubre de 2012, el ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala (Marn), aprobó un Estudio de Impacto Ambiental de la mina Marlín en el que se acuerda el compromiso de llevar a cabo un cierre en el área de la Escombrera y el Tajo de la mina Marlín. Hasta ahora, el llenado de este tajo ha llegado a los 30 por ciento lo que equivale a 77 metros de altura.

“Según los cálculos, para 2017 habremos finalizado los trabajos y el suelo quedará completamente restaurado”, explica Gustavo Gomez, gerente el área de Cierre Técnico de la empresa.

El experto agrega que el suelo estará listo para desarrollar proyectos productivos agrícolas que generen recursos para el cierre final de la mina y los cuales pueden ser aprovechados para la generación de empleos en el área. Para que sea positivo su uso habrá un proceso de hidrosiembras, consistente en la mezcla de agua con semillas, mulch (capa vegetal para proteger los suelos) y sustancias para mejorar su adherencia, lo que a su vez se regará sobre suelo homogéneo. En el Tajo se instalarán cultivos bajo invernadero y en La Escombrera se diseminará semilla de pasto.

¡Que se busca con este cierre?

-Mejorar la estabilidad de los taludes y asegurar la renovación del área verde y el manejo adecuado de la escorrentía en la escombrera, es decir, los lugares en donde hay un rio natural con su respectiva flora y fauna.

– Recuperación intervenida causa de la excavación por medio de una capa de tierra negra y riego constante.

-Evitar el proceso de oxidación de la roca por medio de rellenos compactado con maquinaria especial.

– Suprimir los deslaves y/o derrumbes en los taludes descubiertos en el Tajo Marlin. Esto se logra con los Cortes tipo terraza.