Neuquén (EP) 28 de Mar. – Existen antecedentes en Las Coloradas, Loncopué y Chos Malal. Ambientalistas presentaron un proyecto para extender la inhabilitación.

Alertan sobre la contaminación de los recursos hídricos con metales pesados y químicos. La iniciativa obtuvo el apoyo de 2.000 vecinos.

Asambleas y organizaciones socioambientales del interior de la provincia presentaron un proyecto ayer en la legislatura para prohibir el uso del agua en megaminerías metalíferas a cielo abierto, en todo el territorio neuquino.

En el texto del proyecto señalan que “la minería metalífera a cielo abierto demanda enormes cantidades de agua y contamina frecuentemente las cuencas hídricas con metales pesados y sustancias químicas como el cianuro, sumado a una cantidad importante de desechos”.

Sostiene el escrito que el agua es el principal insumo en el proceso extractivo y se obtiene de “ríos y acuíferos cercanos a los proyectos a razón de cientos o miles de litros por segundo”.

Santiago Herradón, miembro de la Asamblea Socioambiental de Junín de los Andes, aclaró que no están en contra de la actividad minera en general “sino de un tipo en particular, que es la megaminería metalífera a cielo abierto, y puntualmente estamos en contra del uso del agua para esta actividad”.

Las cuestiones ambientales despertaron movilizaciones en la provincia y en el país. Un ejemplo emblemático en Neuquén se dio en la localidad de Las Coloradas, ubicada a 320 kilómetros de la capital provincial, donde los pobladores se unieron para impedir la instalación de la empresa Southern Copper que explotaría una mina de cobre, oro y molibdeno.

El repudio de los pobladores en Las Coloradas comenzó en 2015 luego de que el pueblo tomara conocimiento de un proceso megaminero en los nacientes de los ríos Catan Lil y Picún Leufú. La organización de los vecinos junto a la presentación de un amparo logró detener temporalmente la explotación megaminera en el lugar.

Herradón comentó que paralelamente a los trámites que iniciaba la empresa para hacer exploraciones “otras localidades como San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Aluminé, Zapala y Chos Malal, nos empezamos a reunir para acompañar a Las Coloradas en su expresión de oponerse”.

Chos Malal fue otras de las localidades donde la movilización social frenó el proceso de exploración de una megaminería. En este caso se trató de un proyecto de explotación en el cerro Caycayén, cercano al ejido de la localidad del norte. Otro caso fue el de Loncopué donde se frenó un emprendimiento chino en el cerro Tres Puntas de Campana Mahuida. “Lo que pasó en Las Coloradas llevó a que varias concejos deliberantes del interior prohibieran la explotación megaminera en sus ejidos, por ejemplo en Junín de los Andes”, recordó Herradón.

La presentación de la iniciativa estuvo en concordancia con el Día Mundial del Agua y fue acompañada por más de 2.000 firmas. En la semana se aprobó en la legislatura la ley que establece el 22 de marzo como el Día Provincial del Agua en Neuquén, en avenencia con la celebración en todo el mundo de esta fecha que busca recordar la importancia de este recurso natural.

Gentileza Diario Río Negro