Chubut (EP) 30 de May. – La nota surge de CAPMIN Chubut sobre el pedido de los antimineros al concejo deliberante de Esquel mediante el uso de la banca del vecino para que estos voten una declaración en contra de la minería.

Seguimos con la pasión inútil de discutir NADA.

Mientras el mundo mira con buenos ojos a la minería para poder salir de esta crisis provocada por la pandemia, nuestra ciudad, FIEL A SU ESTILO, vuelve a la carga con la bandera antiminera flameando en el concejo deliberante de nuestra ciudad, como si firmando una nueva DECLARACIÓN en contra de la minería, la ciudad de Esquel se va a llenar de inversores, los problemas económicos van a desaparecer y van a llover OFERTAS LABORALES para aquellos que hoy han sido condenados a la POBREZA teniendo recursos valuados en millones de dólares cerca de nuestra ciudad y con un potencial ÚNICO que puede generar ingresos para más de mil familias.

Evidentemente es muy fácil oponerse al DESARROLLO de nuestra ciudad cuando el principal sustento económico es estatal y no se sufren NECESIDADES BÁSICAS, necesidades que esta pandemia dejo en evidencia, que se refleja no solo en la economía del municipio, que tendrá un déficit de 27 millones de pesos, sino que además paso de asistir a cuatrocientas personas con alimentos de a más de cuatro mil, lo que significa un 10% de la POBLACIÓN LOCAL. En este contexto, este concejo deliberante en vez de levantar la mano para votar una declaración que no le modificara en absoluto la vida a ningún esquelense,¿porque no se oponen a las regalías petroleras que mes a mes el municipio local recibe sin tener yacimientos petrolíferos en la zona? Es una ALTERNATIVA ya que este concejo deliberante en diferentes oportunidades se ha expresado en contra de las ACTIVIDADES EXTRACTIVAS, sin embargo, el municipio sigue recibiendo plata de esas actividades que rechazan.

O por que, haciendo buen uso de nuestros impuestos, no se DISCUTE seriamente la forma de generar EMPLEO y no seguir condenándonos a la pobreza con FALSOS FOROS y promesas de desarrollo alternativos que ni siquiera aquellos que los promocionan como la SALVACIÓN los llevan adelante, que no han generado ni un solo peso en ingresos para las arcas municipales, ni tampoco un solo puesto de EMPLEO GENUINO en la zona.

Queda claro que hay un grupo de vecinos que quiere que Esquel se convierta en un barrio VIP, cerrado y para pocos. Pero con la COMODIDAD de gozar de un SUELDO ESTATAL mensualmente.

Para finalizar, una pequeña REFLEXIÓN para nuestro intendente y nuestros concejales, hay que trabajar para quienes los votaron, no para los APRETADORES. Hay una mayoría silenciosa que sigue esperando desde el 2003 la Revolución Productiva Ambientalista que hasta el momento sigue vigente solo en los discursos de aquellos que criticando y OPONIÉNDOSE no han generado absolutamente NADA.

Firma: Comisión Directiva de la Cámara de Proveedores Mineros de Chubut Centro Oeste con sede social en la Ciudad de Esquel.