Santa Cruz (EP) 07 de Julio. – “Se está haciendo mucho circo, está todo muy desprolijo en la empresa”. Guillermo Barrionuevo, secretario general de La Fraternidad Río Gallegos, criticó al interventor Omar Zeidán por su postura de “poner en un lugar muy feo a Río Turbio y a los mineros” en distintos medios nacionales. “Da a entender que no se trabaja, y es una falta de respeto”, exclamó.

Los sindicatos resaltaron su negativa a una nueva propuesta de la Intervención de YCRT. Lógicamente, La Fraternidad se sumó a esta reprobación, teniendo en cuenta la particular situación que se vive en Punta Loyola. “No vamos a llevar la oferta a asamblea porque no nos dieron ninguna seguridad a la gente de nuestro sector. Desde el comienzo venimos pidiendo a la empresa que se comprometa con las inversiones en el ferrocarril y el puerto, pero todo el tiempo cambian las cosas. La propuesta fue un fiasco; nos dijeron que se van a esforzar para alcanzar la viabilidad en Punta Loyola, pero nosotros queremos que haya inversiones, que se ponga en valor. En cada reunión vamos con una idea, pero en el Ministerio de Trabajo cambian todo. No tenemos buenos augurios para transmitir a nuestros afiliados”, señaló Guillermo Barrionuevo, secretario General de La Fraternidad.

Para el secretario general, el accionar de la conducción de la empresa apunta a “poner en un lugar muy feo a Río Turbio y a los mineros”. “Da a entender en medios nacionales que no se trabaja. Es una falta de respeto para la gente que ha trabajado durante tantos años sacando carbón. Se está haciendo mucho circo, estamos retrocediendo cada vez más. La Intervención desprecia a los trabajadores, se han encargado de decirlo en todos lados”, subrayó.

“El panorama es complicado. La Intervención sigue proponiendo la suspensión del pago de las BAE y las quiere cambiar por un bono que nunca se mostró cómo se va a implementar. Además, no vamos a percibir el incremento salarial del 20 % que se dio en mayo, es decir, es una deuda más de la empresa para con los empleados. Está todo muy desprolijo. Ojalá que podamos tener un poco más de seguridad, aunque actualmente no podemos darle buenas noticias a la gente de Punta Loyola. La empresa dice que está a punto de llegar a un acuerdo con los sindicatos, pero la realidad es que estamos muy lejos de eso”, finalizó el dirigente.

Fuente Patagonia Nexo