Neuquén (EPatagonicas) 18 de Ene. –A poco más de un año desde que la Minera Andacollo Gold SA abandonó el proyecto metalífero del norte neuquino, el gobierno provincial anunció que este verano convocará a una licitación internacional para adjudicarlo a una nueva empresa. Si bien no se precisó fecha para el llamado, se indicó que para febrero se prevé abrir los sobres con las ofertas para concretar un nuevo contrato de usufructo minero a 25 años.

El anuncio lo realizó el subsecretario de Energía, Minería e Hidrocarburos, Gabriel López, durante una visita a las localidades de Andacollo y Huinganco que realizó junto al presidente de la Corporación Minera del Neuquén (Cormine), Martín Irigoyen.

Según adelantó el funcionario, en el pliego se establecerán “obligaciones para la empresa que salga elegida tanto para exploración como para la explotación”. “Se plantean etapas de cumplimiento del contrato y, en esa medida, se va avanzando en el alcance”, indicó Irigoyen, quien planteó que se busca “profundizar la exploración y llegar a la explotación en el plazo de un año y medio”.

“El llamado a licitación tiene alcance nacional e internacional, e incluye pautas de la contratación de usufructo minero para que se desarrolle en un plazo que, en principio, sería de 25 años”, detalló López.

El Proyecto Minero de Andacollo fue explotado por Magsa hasta fines del 2014. Luego la empresa abandonó el yacimiento dejando atrás unos 150 trabajadores a los que no despidió ni indemnizó, además de una abultada deuda con la provincia y sus proveedores. Tenía un contrato de usufructo vigente desde 1998, cuya extensión se amplió en 2010.

Tras reiterados incumplimientos, la provincia rescindió el acuerdo el año pasado.

López afirmó que una de las condiciones de la licitación es que la empresa que resulte adjudicada tendrá que incorporar a los 147 mineros que se desempeñaban en Magsa.

Actualmente Cormine se hace cargo del pago de salarios, una medida que se implementó tras reiterados reclamos de los mineros y un extenso corte de ruta que protagonizaron en abril pasado sobre la Ruta 40, en Chos Malal.

Ayer el delegado de los trabajadores, Javier Montañez, planteó que aún existe “mucha incertidumbre” sobre el futuro de la mina.

“La provincia debería haber presionado al privado, embargar sus bienes e indemnizarnos”, manifestó.

Convocatoria

En noviembre la provincia hizo una convocatoria no vinculante para que las empresas manifiesten su interés en la mina y, sobre la base de esas propuestas, llamar a una licitación. Presentaron proyectos las firmas Abexxus (Ecuador), GSC Resources (Canadá), Latín American Minerals (Canadá), Cobrex Ltda. (Chile) y Solgold (Australia).

La actividad minera ejerce una gran influencia sobre la economía de esa zona del norte neuquino y moviliza el mercado laboral en una localidad pequeña.