Buenos Aires (EP) 21 de Dic. – Entre las variables más importantes que las compañías mineras tienen en cuenta para determinar si resulta rentable explotar comercialmente una mina de oro están los costes de extracción del metal. Según los últimos datos, estos costes crecieron un 6,2% de media en el tercer trimestre de 2019 en las principales compañías mineras mundiales dedicadas a la explotación de oro.

Según el informe Mine Cost Service de la consultora británica Metals Focus, que cubre aproximadamente 250 explotaciones pertenecientes a 45 de las principales compañías mineras de oro de mundiales, los costes “todo incluido” (all-in sustaining costs, AISC) se elevaron hasta los 973 dólares la onza en el tercer trimestre de 2019, un 6,2% más que en el mismo periodo del año anterior.

El informe señala que estos costes han crecido a pesar de que las divisas de algunos países productores se han devaluado con respecto al dólar estadounidense, lo que supone un abaratamiento de los mismos para las compañías en sus explotaciones situadas en estos países.

Entre las razones que explican este aumento de los costes se encuentran las dificultades que atraviesan algunas operaciones y la transición que se está realizando en otras.

Además, los analistas de Metals Focus estiman que la cifra de costes crecerá también durante el cuarto y último trimestre del año.

Por lo que se refiere a las minas de plata, Metals Focus ha analizado los costes de la extracción de este metal en unas 40 minas primarias (las que tienen la extracción de plata como actividad principal. El coste AISC de la extracción de plata en las explotaciones analizadas ascendió a 11,43 dólares la onza en el tercer trimestre del año, un 27% más que en el mismo periodo de 2018.

Este importante aumento se debe a la interrupción de la producción en varias explotaciones, a la menor concentración de plata en el mineral extraído y al incremento de algunos costes como los salariales, suministro eléctrico, combustible, maquinaria de trituración, productos químicos…

Producción

Desde Metals Focus han analizado también el estado de la producción de oro en un grupo seleccionado de las compañías mineras más importantes del mundo, que son las que mejor están respondiendo al estado actual de precios y costes.

El análisis refleja que la producción de oro está cayendo en una proporción aproximada de 200.000 onzas (6,2 Tm) anuales, a pesar de las recientes operaciones de fusión que han tenido lugar en la industria.

La mayor compañía productora del mundo en estos momentos es la estadounidense Newmont Goldcorp, seguida de la canadiense Barrick Gold.

Los analistas de la consultora han analizado también a las compañías desde la perspectiva de lo que denominan “costes en efectivo para los accionistas”, que reflejan el coste real para los accionistas de la compañía. Durante el tercer trimestre del año, este coste ascendió a unos 1.270 dólares la onza, lo que da una impresión mucho más realista de la rentabilidad de las mineras analizadas.

De ellas, la canadiense Kinross Gold es la que cuenta con mayores costes reales, mientras que la australiana Newcrest Mining es la que tiene los costes más reducidos.

Por último, la inversión de capital está creciendo nuevamente en las mineras analizadas, aunque a un ritmo muy reducido, insuficiente para mantener la producción. La deuda neta se ha reducido drásticamente en los últimos cuatro años.

Gentileza Oroinformacion.com