Mendoza (EP), 30 de diciembre 2021. El yacimiento que recuperó la provincia una vez alejada la empresa brasileña Vale, ahora apura el Polo Logístico, mientras aguarda la llegada de un socio internacional para explotar la mina.

Mientras las cámaras empresarias y los gremios buscan reactivar la modificación de la ley minera que no tuvo consenso social en los inicios de la gestión de Rodolfo Suarez, el gobierno de Mendoza pone foco en Potasio Río Colorado (PRC), el yacimiento que recuperó la provincia una vez alejada la empresa brasileña Vale, y ahora apura el Polo Logístico, mientras aguarda la llegada de un socio internacional para explotar la mina.

La semana pasada, al compás de la tormenta en Chubut que desató la minería, la UOCRA, gremios mineros y cámaras empresarias reclamaron al Gobierno mendocino que reabra el debate. La modificación de la Ley 7.722 para habilitar el uso de sustancias químicas en la extracción de metales generó un simbronazos apenas asumió Suarez, quien luego enterró el asunto bajo el argumento de que no había licencia social.

Sin embargo, el marco legal sí permite la extracción de potasio, y tras la recuperación hace un año del yacimiento con activos por u$s250 millones, el principal objetivo es comenzar a operar. “El pedido de las cámaras lo estamos analizando, pero hoy todos los esfuerzos apuntan a Potasio Río Colorado”, explicaron a Ámbito desde la provincia.

El primer paso que esperan dar en breve es darle forma al Polo Logístico. El complejo comenzará en breve con una capacidad para alojar hasta 480 personas y dar servicios a empresas que operan en Malargüe, municipio donde también operan yacimientos hidrocarburíferos.

Mientras avanza el concurso internacional para poner en marcha la mina de potasio, PRC superar las limitaciones de infraestructura de ofertas de servicio. En una recorrida por las instalaciones, el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, anunció: “Invertimos dinero y tiempo para mejorar el predio del Polo de servicios de PCR, que estaba muy abandonado y deteriorado. Esperamos para marzo o quizás antes que las empresas comiencen a instalarse allí y de ese modo potenciar su crecimiento”.

La mina, una de las más grandes del mundo y con mayor potencial de Latinoamérica, se proyecta para tres actividades centrales: extracción y exportación sales de potasio, con alta demanda interna y externa; producción de soda Solvay, materia prima para fabricar vidrio; y provisión de servicios para industrias y pymes. “Una de las directivas del gobernador es la generación de empleo privado en blanco. Por eso luego de la firma con el banco suizo UBS, esperamos que a fines de 2022 podamos seleccionar el socio que trabaje en la mina. Es un proyecto muy grande, de inversiones estimadas en el orden de los mil millones de dólares, lo que requiere realmente un abordaje de un alto nivel”, agregó Vaquié.

El predio, que además tiene aeropuerto en condiciones de funcionar, busca prestar desde servicios de fabricación y mantenimiento de equipos, construcción de obras civiles hasta servicios de comunicación, salud, catering y hotelería, dijeron en Mendoza.

Fuente Mendozatoday.com.ar