Mendoza (EP), 23 de septiembre 2020. El gobierno de Suarez acordó transferencia a la provincia con la brasileña Vale. El compromiso formal se firmaría en los próximos días. Esperan readecuar el proyecto a escalas menores a las iniciarles y conseguir inversiones por u$s200 millones.

El Gobierno mendocino de Rodolfo Suarez espera formalizar en los próximos días la recuperación de la mina Potasio Río Colorado tras haber llegado a un acuerdo de palabra con la empresa brasileña Vale para transferir los activos a la provincia, tras haberse truncado el ambicioso proyecto planificado en 2009.

Mendoza, así, tomará el control una vez que se firme el acuerdo que tiene el visto bueno de Vale, confirmaron a este medio desde la provincia. Hace un año, durante la gestión de Alfredo Cornejo, se había firmado un preacuerdo por la mina ubicada en el departamento de Malargüe, en el sur de la provincia y casi en el límite con Neuquén, que ahora se ratificará.

EXPECTATIVA. La emblemática mina de potasio -la más importante de Sudamérica- está paralizada desde 2013.

El traspaso a mano provinciales incluye la totalidad de activos, lo que contempla inversiones ya realizadas por unos 2.000 millones de dólares en activos intangibles como licencias ambientales. La transferencia es a costo cero para el fisco mendocino dado el interés de la compañía brasileña para salir de Río Colorado por los costos operativos que le seguía demandando la mina a pesar de tenerla cerrada, tras no haber conseguido inversores para explotar la mina. Durante la readecuación se daría empleo a mil personas y una vez que la mina se encuentre en funcionamiento permitirá crear 300 fuentes de trabajo.

Ahora, en la gestión de Cambia Mendoza buscan readecuar el proyecto a escalas menores pero más viables: en vez de las cuatro millones de toneladas de potasio que contemplaba la iniciativa original, se pretende extraer 200 mil toneladas. “De acuerdo al mercado, el precio internacional y la infraestructura, apuntamos a algo más chico e integrado a la economía provincial”, dijo Emilio Guiñazú, secretario de Energía de Mendoza, a Ámbito. El funcionario de Suarez explicó que se necesitan unos 200 millones dólares de inversión para un proyecto que apunta principalmente a cubrir la demanda de potasio en el mercado local, ya que Argentina importa unas 100 mil toneladas de potasio año.

Para esto, Mendoza crearía una empresa estatal. “Se encargará de la gestión del proyecto y de la búsqueda de inversores. Tenemos una experiencia buena con la empresa provincial de energía, como gestora de activos para poner en valor y buscarle socios”, agregó Guiñazú, quien indicó que hay conversaciones avanzadas con empresas chinas, australianas, inglesas e incluso capitales locales.

Asimismo, ahora se podrían desarrollar proyectos complementarios, como el desarrollo de carbonato de sodio.

Fuente: Ámbito Financiero