Rio Negro (EPatagonicas) 02 de Junio. –  “La ayuda de los rionegrinos a la Minera tenía una condición: Ni un solo despido”, dijo Odarda.

“La ayuda de los rionegrinos a la Minera tenía una condición: Ni un solo despido”. Así, la senadora Magdalena Odarda (CC-AR) se quejó por la situación en Sierra Grande y recordó el compromiso oficial para dar soluciones al conflicto. “Lamentablemente hoy hay trabajadores despedidos, que por ser solidarios pagan el costo de levantar la voz”.

Odarda manifestó su repudio por la decisión de la empresa MCC Minera Sierra Grande SA de despedir al trabajador Alejando Chiquinelli luego de más de 30 años de trabajo, y solicita su inmediata reincorporación.

Luego del convenio firmado con el gobierno de Rio Negro el 8 de marzo, la Secretaria de Trabajo notificó a los trabajadores que debían volver al trabajo. Poco después, Chiquinelli fue despedido a través de una carta documento en una clara medida de disciplinamiento por parte de la empresa, y vulnerando sus derechos como trabajador.

Cabe recordar que el gobierno de Rio Negro firmó un convenio con la empresa MCC aportando 44 millones de pesos con el compromiso que mantuviera los 413 puestos de trabajo. El día 7 de abril los trabajadores aun no habían sido incorporados a sus tareas, por lo cual se organizo una medida de fuerza que se repitió el 21 del mismo mes.

El 4 de mayo, el apoderado de la empresa le informó a Chiquinelli que el despido era por “…su participación directa en hechos por completo reprochables y ajenos a su deber de buena fe, diligencia, colaboración y fidelidad que ha de esperarse de todo buen trabajador para con su empleador”, tal como surge de la carta documento.

Queda claro que el despido de este trabajador es una medida persecutoria cuyo fin es que los trabajadores cesen en el reclamo. De esa forma, intentan acallar la voz de los que tienen un rol predominante en los reclamos ante los despidos masivos.

Por ello, Odarda expresó que “la medida es violatoria de las leyes de protección laboral, de la Constitución nacional en sus art. 14 y 14 bis, de la Constitución provincial y de la ley 20744 de contrato de Trabajo, entre otras normativas nacionales e internacionales”.

La Senadora afirmó “que el Poder Ejecutivo Provincial debiera ordenar a la empresa la inmediata reincorporación de Chiquinelli en función de la notable violación de los derechos de los trabajadores, y además, del incumplimiento en el que incurre la empresa tras el convenio firmado”.

Finalmente dijo que “el Ministerio de Trabajo de la provincia debe convocar urgente a una reunión para exigir el cumplimiento del acta acuerdo. El gobernador, los legisladores y esta senadora fueron claros: hay ayuda a la empresa pero que no se produzca ni un solo despido. Evidentemente, la empresa incumplió y dejo sin el pan a la familia del trabajador que se puso al frente del justo reclamo por trabajo y por la dignidad en Sierra Grande”.

Fuente ADN