Río Negro (EPatagonicas) 18 de Septiembre. – La minera de capitales chinos que opera en Sierra Grande anunció que despedirá en los próximos 60 días a 250 operarios más de la mitad de todo su personal. La compañía MCC Minera Sierra Grande argumentó que la baja internacional del precio del hierro transformó en inviable el negocio en la mina patagónica.

Los ejecutivos responsabilizan por su crisis al retraso cambiario, los altos costos laborales, el excesivo valor de los fletes y las retenciones que en su caso llegan, este año, a los US$ 15 millones. Hoy la tonelada de hierro se encuentra en los US$ 40 dólares. La cifra no alcanza para sostener la estructura con la que arrancaron en 2005. En el pasado la tonelada tuvo picos de hasta 160 dólares pero de media mantuvo un valor de US$ 90.

El recientemente electo intendente, Nelson Iribarren, se reunió con los ejecutivos quienes le comunicaron que a mediados de diciembre iniciarán una drástica reducción de su planta permanente. La decisión afectará de raíz la economía a una comunidad que a principios de los 90 soportó el cierre de la empresa Hipasam y la migración de 10 mil de sus habitantes. “Ellos consideran que se trata de un proceso inevitable. Esto a menos que el Gobierno Nacional y el provincial tomen medidas urgentes. Hay varias alternativas, una de ellas sería una especie de subsidio reintegrable durante un año hasta que el panorama mejore”, le explicó Iribarren.