Chile (EP), 03 de Agosto 2020. La minería es uno de los sectores más interesados en incorporar la movilidad sustentable a sus próximas licitaciones a raíz de la exigencia internacional y compromiso de las empresas mineras en reducir los gases efecto invernadero.

Danilo Nuñez Izquierdo, Presidente ejecutivo de ELMOV SpA, afirmó en entrevista con Portal Movilidad que las compañías mineras chilenas están interesadas en proyectos y futuras licitaciones que incluyan a la electromovilidad.

“El área minera es un área interesada en incorporar electromovilidad”, confirmó Nuñez, quien está a cargo de la empresa consultora formada el año 2018 que tiene como foco la asesoría en planificación estratégica y acompañamiento integral desde etapas tempranas hasta la materialización y puesta en marcha de los distintos proyectos asociados a ingeniería de transporte y electromovilidad.

A partir de que instaló en Chile el concepto de que la producción minera tenga energías renovables es que entra en juego la movilidad eléctrica.

“Inicialmente, en el año 2018 estaba focalizado en lo que era el ámbito de transporte público en buses y taxis. Progresivamente después del año 2019 hubo un interés del mundo privado directamente de empresas mineras, retail y otros sectores como el forestal”, comentó sobre la evolución del tema.

En este sentido también agregó: “En Chile hay empresas que están considerando en su futura licitación, sobre todo las mineras, al servicio de transporte de trabajadores incorporar un porcentaje de buses eléctricos”.

Sostuvo que el interés “en el ámbito de electromovilidad tiene que ver con que ya hay exigencia internacional y también compromiso de las empresas mineras en reducir los gases efecto invernadero”.

Al mismo tiempo afirmó que compañías mineras progresivamente fueron incorporado a su flota de transporte de trabajadores buses eléctricos de alta gama y “ahora la segunda fase es incorporarlos dentro de sus bases de licitación y es el desafío que tienen las mineras para los años 2020 y 2021”, con la intención de ya no hacerlo solamente como acciones demostrativas.

La consultora cumple un rol primordial ya que afirma Nuñez que: “no es tanto una decisión de compra-venta de vehículos sino que requiere de un aprendizaje”.

Sostiene también que cambiar los buses a nueva tecnología requiere hacer una prueba piloto para atender y conocer el comportamiento de los buses eléctricos con las adversidades o climatología y la exigencia de seguridad en el ámbito minero de un alto estándar.

La asesoría que se solicita tiene la función de generar estudios para que: “toda la métrica que se va obteniendo sirva para que después cada compañía tome la decisión de licitar servicios que provean vehículos eléctricos”.

Respecto a infraestructura de carga el profesional admitió que: “como son servicios de origen y destino definidos no es una brecha, no es complicado”.

Remarcó que es muy importante hacer un plan de electromovilidad en el mediano plazo para saber cuánto es el impacto  en la medida en que voy incorporando vehículos eléctricos en emisiones ya que la eficiencia es en el transporte y también en el tema medioambiental.

Y afirmó que: “cuando uno hace la evaluación económica en el mediano y largo plazo es más rentable un bus eléctrico en la medida de que los costos del combustible diesel es mucho mayor que el gasto energético”.

A su vez, “está demostrado que en un plazo de 5 a 10 años la inversión se recupera sobre todo en tramos de 50000km a 100000km anuales”

Como las compañías mineras son más robustas económicamente pueden hacer inversión en movilidad sustentable y progresivamente puede ir permeando a los distintos sectores productivos.

“La conclusión nuestra es elaborar los modelos de negocio, eso es esencial”, cerró Nuñez.

Fuente Portal Movilidad