San Juan (EP), 23 de junio 2022.Con una inversión de u$s 4100 millones, el proyecto contempla volver a exportar cobre desde el puerto de Rosario a partir de 2026, durante un plazo de 19 años

A través del Ministerio de Economía, el Gobierno dispuso un nuevo régimen optativo y progresivo para los derechos de exportación de cobre sobre el sector minero y ya hay coletazos de esa decisión. Según trascendió, una firma multinacional planea invertir más de u$s 4 mil millones en Argentina.

Es que la medida de Nación permitirá a las compañías elegir entre la continuidad de una alícuota fija de 4,5% o un esquema de tasas variables de 0 a 8% según la evolución del precio del mineral. De esta forma, aseguran que la nueva disposición brinda mayor estabilidad y mejores mecanismos para atender los patrones de volatilidad que se pudieran presentar en el mercado internacional del cobre.

La firma canadiense Lundin manifestó “expectativas” por el nuevo régimen, mientras que otras tres compañías analizan sumarse. En el evento minero más importante del mundo realizado en Canadá, el Gobierno se reunió con más de 30 CEOs de empresas, que miran hacia Argentina por sus recursos naturales, como el litio y el cobre, claves para la transición energética.

El grupo Lundin Mining, a cargo del proyecto Josemaría en San Juan, el primero en desembarcar en el mercado del cobre en el país, tras el cierre de Bajo la Alumbrera, en 2018, redactó un comunicado tras el decreto del Gobierno. “Josemaría expresa su expectativa hacia el nuevo esquema que sustituye, para aquellas empresas que así lo elijan, la actual tasa fija del 4,5% para los impuestos a la exportación de cobre”.

“Entendemos que esta tasa variable, que oscila entre el 0% y el 8%, acompañaría mejor el ciclo del precio del cobre y la demanda global y, en ese sentido, daría más previsibilidad a empresas e inversores”, expresó Alfredo Vitaller, director general de Josemaría.

Deprominsa, la empresa propietaria de Josemaría, podría ser la primera en adherirse al nuevo régimen de derechos de exportación, dado que es optativo. El megaproyecto se encuentra en etapa de pre-construcción, y podría comenzar su construcción a partir de septiembre, lo cual demandará más de 8000 empleos. Con una inversión de u$s 4100 millones, volverá a exportar cobre desde el puerto de Rosario a partir de 2026, durante un plazo de 19 años.

Grupo Lundin fue la primera en expresarse, sobre todo porque es la más avanzada. Debido a que es la única que cuenta con la evaluación de impacto ambiental, ya está en condiciones de pedir la estabilidad fiscal en AFIP, como establece la ley de promoción minera. Sin embargo, ahora el Gobierno aguarda la opinión de otros tres proyectos millonarios: Mara, de Yamana Gold, Taca Taca, de First Quantum Minerals y Los Azules, de McEwen Mining. Junto con Josemaría, las inversiones ascenderían a u$s 13.065 millones.

Según pudo saber este diario, hay buenas expectativas sobre lo que dirán estos gigantes. En el viaje que realizaron la semana pasada funcionarios del Gobierno y 6 gobernadores, hubo reuniones con Yamana Gold y First Quantum Minerals. La “buena recepción” de los anuncios, tuvo que ver con que se trata de un régimen optativo. Con la baja de precios internacionales a los actuales, las retenciones pasarían a 0%, mientras que con un alza, llegarían hasta 8%. Actualmente están fijos en 4,5%.

Fotografía Latindadd