Catamarca (EP) 07 de Nov. – El decano de la Facultad de Tecnología, Carlos Savio, dijo que esto le daría más transparencia al proceso.

El decano de la Facultad de Tecnología de la UNCA, Carlos Savio, consideró que la Universidad y la sociedad en general deberían tener un rol más preponderante en la aprobación de los informes de impacto ambiental que presentan las empresas mineras antes del inicio de sus actividades.

En ese marco, consideró que sería necesario modificar algunas normas para que este anhelo se pueda concretar.

En diálogo con la prensa y consultado sobre el debate en cuanto a la licencia social que deben tener las empresas antes de comenzar su actividad, consideró que «hubo decisiones políticas, entre otras cosas que no fueron abordadas concretamente, como los informes de impacto ambiental previos a la explotación de los recursos minerales».

«Éste es un tema de debate que debe tener continuidad y creemos que la Universidad y la sociedad deben formar parte de este proceso», sostuvo.

En ese sentido, el decano expresó el interés de la casa de altos estudios de «participar en el proceso». Nos obstante, mencionó que «la normativa y la legislación advierten que eso le corresponde a la Secretaría de Minería de la Provincia conjuntamente con las empresas del sector».

«Por eso creo que es un tema que amerita seguirlo debatiendo. Esto le daría más credibilidad y transparencia a estos procesos», manifestó.

Formación

Por otra parte, se refirió al auge del litio y destacó la participación de la provincia en el tema. «Este mineral es muy importante para el desarrollo regional, provincial y nacional», dijo.

Así destacó la función que cumple la Universidad en la formación de profesiones especialistas en la materia. «Nuestra principal actividad en este proceso es la de capacitar y formar profesionales para la mejor explotación de este recurso», sostuvo.

«Siempre dijimos que en nuestra Facultad hemos capacitado excelentes profesionales. Ahora estamos en el desafío de capacitarlos aún más en materia de litio, por eso trabajamos junto al Estado y las empresas», añadió.

Posteriormente, destacó que desde hace un tiempo a esta parte el Estado observó la necesidad de que profesionales de Catamarca trabajen en las empresas mineras y que la Universidad estuvo a la altura de la demanda. En ese contexto, mencionó que se registró «un gran aumento de la matrícula en Ingeniería en Minas y en Geología desde 2005».

«Más allá de las políticas hubo un gran interés del alumnado», dijo.

Gentileza El Ancasti