San Juan (EPatagonicas) 21 de Marzo. – Primero fue Iglesia y después Jáchal. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman llegó a San Juan y se reunió con representantes de las comunidades tras el derrame de agua cianurada en Veladero.

El funcionario macrista arribó a las 16 con intención de diálogo y llegar a un consenso en función de los pedidos de la comunidad. En Iglesia el diálogo fue especialmente con el grupo Asamblea Iglesianos por la Vida con quienes primó el tema laboral y las garantías en función del agua que se consume.

Por su parte, en Jáchal se reunió dentro de la carpa que montó los asambleístas de «Jáchal no se toca». El encuentro comenzó promediando las 19.30 y hubo, al inicio, un «choque» con el diputado nacional Eduardo Cáceres quien fue rechazado por los asambleístas pero luego aceptaron su participación en la jornada de diálogo. En este contexto, los asambleístas fueron contundente: que se cierre la explotación minera y se vaya la firma canadiense. A lo que el ministro respondió con firmeza que no se puede hacer, lo que si podemos hacer, es con lo ley que tenemos hoy, cumplirla”.

«Va a haber minería y va a haber control para cuidar la vida y el ambiente», destacó el funcionario nacional quien subrayó que «la Ley de Glaciares se tiene que cumplir» y para eso trabajará arduamente. Además indicó que la cartera nacional es la autoridad de aplicación de lo que dispone la ley y en función de eso lo que se hará es «ejecutar por primera vez la póliza de seguro ambiental» sobre la que intervendrá el juez federal Sebastián Casanello.

Finalmente la Asamblea de «Jáchal No se toca» le entregó un documento con 7 mil firmas al Ministro de Ambiente Sergio Bergman.