Santa Cruz (EPatagonicas) 09 de Mayo. – La visión actual de un marco corporativo del mundo empresario en busca de negocios, en contraposición con la concienciación general en la sociedad sobre el desarrollo federal; se refleja desde el cambio en las acciones promocionales.

Durante cuatro años seguidos, YCRT se presentó desde 2011 a 2015 en la muestra de ciencia, tecnología, industria y arte más importante que se viera en nuestro país. Tecnópolis en 2011 llegó a 4,5 millones de personas; en 2012 a 3,5 millones; en 2013 a 4 millones, y en 2015 a 4,7 millones de personas entre niños, jóvenes, y adultos de distintos lugares del país y de diversas actividades e intereses.

YCRT había montado un lugar tematizado con la actividad en el yacimiento minero y en la construcción de la usina termoeléctrica, y la llegada del interconectado. Ello, para mostrarle al país entero acerca de los importantes logros para la región, pero sobre todas las cosas con lo que ello significa para la región y el país en términos de lo planificado y en ejecución para el desarrollo energético, e industrial.

El gobierno de Mauricio Macri encomendó el futuro de esta feria a Hernán Lombardi desde la cartera del Sistema de Medios y Contenidos Públicos; lugar que incluye la Feria Tecnópolis y el Centro Cultural Néstor Kirchner, entre otros; área que ocupa Gabriela Ricardes.

Para el funcionamiento, y asesoramiento además, para realizar actividades en Tecnópolis el gobierno actual celebró un acuerdo con Francia; se despidieron a más de 100 empleados; y recién en febrero de este año se oficializaron actividades de presentaciones del sector privado en el lugar, a quienes se les alquila los espacios que serían incluso un 23% más baratos que los de la Rural de Palermo. Además; semanas atrás perturbó a los visitantes la desmantelación del espacio de Paka-Paka donde casi provocativamente, se dejaron a la vista fragmentos de las figuras del personaje Zamba y otros en el lugar.

El “stand” de YCRT fue en esas ediciones visitado una enrome cantidad de personas, y el espacio fue dirigido y atendido por personal de la empresa quienes se encargaban de contarle acerca de nuestro lugar y la importancia y orgullo de ser parte del país a través del yacimiento, la usina, y el interconectado, poniendo en valor además el uso de nuestro carbón con tecnologías limpias de última generación.

Expomin, la contracara empresaria

Expomin es una feria del sector privado que se realiza en Chile cada dos años, enfocada al mundo empresarial exclusivamente. Este año se fijó desde el 25 al 29 de abril pasados. La realiza FISA, una empresa que organiza ferias para expositores y el mundo de los negocios empresariales del sector privado.

Expomin se viene realizando desde 1990, y cuenta ya con 12 ediciones. Es considerada la panacea desde el sector privado en términos de centros de negocios del sector; y un punto obligado por los empresarios de la minería, como lo es en turismo la FIT, (aunque esta al menos se realiza en nuestro país).

En 1990 Expomin tuvo 17 mil visitantes; y en 2014 80 mil; cifra que mermó este año 2016 a 70 mil visitas. Aún así, uno de sus referentes Carlos Parada el director ejecutivo de la feria indicó que “Chile es un país que va marcando la pauta en el desarrollo minero a muchos países vecinos, y eso nos permite convocar como feria a muchos profesionales y ejecutivos que representan a distintos países. En ese sentido también estamos muy satisfechos de cubrir las expectativas de estos países que nos visitaron en esta 14ª versión”. Argentina, estuve representada por la visita de Juan José Aranguren Ministro de Energía y Minería; quien en los próximos días marcará la pauta a seguir en un plan de negocios que será encargado al Interventor Omar Zeidán.

El 4 de mayo; YCRT a través de su cuenta oficial de Facebook, publicó que la empresa estuvo presente en dicha feria; pese a que en el largo listado de expositores de Expomin no figure YCRT. Tampoco se explicó en el escueto anuncio en la red social del azul y blanco, cuál o cómo fue esa participación que tuvo YCRT en Expomin; quizás porque, claro, es una feria que apunta a un sector minoritario, netamente empresario, con el fin de captar socios para los negocios del sector.