Chubut (EPatagonicas) 23 de Junio. – El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, ratificó ayer en el Senado Nacional la decisión política del gobierno nacional de avanzar en el desarrollo de la explotación de uranio en Chubut. Lo dijo durante el plenario de comisiones de Minería, Energía y Derecho y Garantías de la Cámara Alta.

Aranguren expresó su interés por el proyecto de desarrollo de uranio integral en Chubut, a la vez que garantizó el financiamiento del plan de Medicina Nuclear, que involucra al Centro de Aplicaciones Bionucleares (CABIN) de Comodoro Rivadavia, y se manifestó a favor de avanzar en el diálogo con el Reino Unido en materia de política petrolera en torno a las Islas Malvinas.

El funcionario nacional se pronunció sobre estas tres cuestiones al responder a interrogantes que le planteó en tal sentido el senador Alfredo Luenzo, en ocasión de su presentación en el plenario de comisiones de Comisiones de Minería, Energía y Combustibles, y de Derechos y Garantías de la Cámara alta para brindar precisiones sobre las tarifas de electricidad y gas.

Luenzo aprovechó la visita del ministro Aranguren para transmitirle tres de sus preocupaciones de los temas puntuales referidos a Chubut y en todas sus respuestas el funcionario dio su punto de vista favorable a la continuidad del plan de medicina nuclear, a la explotación de uranio y a las conversaciones con Gran Bretaña para avanzar en el diálogo sobre hidrocarburos en la zona de las Islas Malvinas.

“El plan sigue adelante”, contestó Aranguren de manera categórica sobre la continuidad del Plan Nacional Nuclear y al respecto enfatizó que fue “un dibujo” el presupuesto que recibieron el 10 de diciembre cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri por lo que adelantó que en los próximos días “va a haber un decreto de necesidad y urgencia para reformular algunas partidas”.

“Convencer a Das Neves”

En cuanto a la explotación de uranio, Aranguren dijo que “es decisión del gobierno nacional” avanzar en esa materia y le pidió al senador Luenzo que lo “ayude con el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, que ahora se está recuperando de una operación, para convencerlo en ese tema, porque va a ser muy útil”.

Respecto al tema petrolero en torno a las Islas Malvinas, el ministro remarcó que en el seno del gobierno no solo se estudia la situación en derredor del archipiélago del Atlántico Sur “sino también en el Mar Argentino que está inexplotado” y remarcó que “un buen vínculo con Gran Bretaña, a través de la cancillería, puede ayudar a eso”.

Finalmente, Aranguren señaló que “dentro de poco vamos a lanzar un concurso de precios para hacer prospección en la plataforma continental, para empezar hacer la tarea para cualquiera que quiera hacer exploración”.

“Seguridad energética”

El ministro de Energía defiende en el Senado el reajuste de las tarifas de gas y electricidad, que distintos senadores quieren frenar con proyectos de ley. “El objetivo no es reducir el déficit fiscal, sino que haya más energía”, aseguró.´

“Nuestro objetivo es alcanzar la seguridad energética y mitigar el impacto ambiental”. Con estas palabras, el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, defendió ante la Cámara de Senadores el aumento de tarifas de gas y electricidad dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri tras la quita de subsidios, en lo que fue un fuerte giro tras dos años de gobiernos kirchneristas.

El funcionario macrista -que está en el ojo de la tormenta por la forma en que aplicó los reajustes tarifarios y por las denuncias de incompatibilidad con la función pública por las acciones que posee en la petrolera Shell, de la que fue CEO- se presentó ante las comisiones de Minería, Energía y Combustible y de Derechos Humanos y Garantías, ante las cuales defendió la nueva política energética de las críticas opositoras.

“El objetivo no es reducir el déficit fiscal, sino que haya más energía”, aseguró Aranguren, que justificó el aumento de tarifas por la situación heredada. Así, advirtió que “entre el 13 y el 14 por ciento de la energía es importada” y que hubo una “caída en la calidad del servicio por no reconocer los costos del servicio”. “Si manteníamos el plan energético anterior, nos íbamos a quedar sin energía muy pronto”, alertó.