Neuquén (EP), 5 de enero 2022. La empresa Trident tiene plazo hasta abril para acordar con los acreedores del concurso. Los obreros siguen cobrando subsidios de la provincia.

A ocho meses del conflicto que terminó con Trident Southern Explorations de Argentina presentándose en concurso de acreedores, los trabajadores de la mina de Andacollo insisten en su reactivación para devolverle a la localidad del norte neuquino su principal proyecto productivo.

Según indicaron, la empresa tiene hasta abril para presentar una propuesta a sus acreedores, entre los que se incluye la estatal Cormine y casi 200 operarios que aún esperan el cobro de sus salarios adeudados.

“Hay algunas versiones de que Trident está en la búsqueda de un nuevo inversor para retomar la actividad. Nosotros queremos que se resuelva por la vía que sea más corta: que la empresa puede conseguir financiamiento para seguir o, de lo contrario, que se rescinda el contrato como se acordó y se haga una licitación de nuevo”, planteó el delegado de Aoma, Javier Montañez.

La firma ganó el usufructo de la mina de oro en septiembre de 2016, tras un proceso similar de vaciamiento que había dejado la anterior adjudicataria, Andacollo Gold. El contrato tenía una vigencia de 25 años y un compromiso de inversión de 164 millones de dólares, pero en el 2020 comenzaron los problemas y la firma se presentó en concurso frente a la justicia comercial. Cuando el conflicto salió a la luz se descubrió que ya habían incumplido varios puntos del contrato, como el pago de la garantía de un millón de dólares.

Montañez indicó que, de los 240 trabajadores que tenía la mina, solo quedan 197 porque el resto “consiguió otros empleos por su cuenta, en otras empresas o instituciones”. Los que permanecen bajo contrato, a la espera de que se resuelva la situación, cobran un subsidio de la provincia de unos 50.000 o 60.000 pesos.

“Nosotros queremos que haya una continuidad laboral porque seguimos siendo muchos trabajadores a la espera. Andacollo no tiene otros proyectos que puedan dar empleo como este”, aseguró.

La actividad de la mina de oro también repercutía en otros rubros de la localidad y la zona norte como proveedores de viandas, transporte, limpieza y derivados. Unos 29 acreedores del concurso son de localidades cercanas al yacimiento.

Deuda

USD1,9 millones más otros 7,2 millones de pesos es el crédito a favor de la estatal Cormine en el concurso de acreedores.

$9,3 millones es la deuda con los trabajadores, entre salarios adeudados e intereses, reconocida por la sindicatura.

Fuente Diario Río Negro

Fotografia Diario Río Negro