San Juan (EP), 18 de agosto 2021. La recientemente creada Cámara de Empresas Perforistas avanza en la creación de un centro para formar nuevos operarios. Es un sector con sueldos altos y buena salida laboral.

En los últimos días nació en San Juan la Cámara de Empresas Perforistas, que agrupa a 12 firmas que se dedican a este trabajo, que recientemente se convirtió en uno de los más solicitados. La mayor demanda llegó a tal punto que decidieron iniciar un centro de capacitación, ya que en los próximos dos años necesitarán al menos a 1.000 operarios más de los que ya tienen.

Wbaldino Acosta, titular de la comisión directiva de la cámara, habló con DIARIO HUARPE y explicó cómo son los planes para empezar la campaña de formación. Ya han presentado el proyecto al Ministerio de Minería y la Cámara Minera y cuentan con el apoyo de ambas instituciones para avanzar.

El centro de formación se ha convertido en una necesidad y solución a futuro de un sector que se encuentra saturado de trabajo y que tiene perspectivas de seguir con mucha demanda. Es que las empresas perforistas sanjuaninas se encontraron frente a una fuerte inversión de exploración minera.

La próxima campaña de verano, adelantaron, será récord debido a que hay firmas internacionales interesadas en zonas de riqueza minera en casi toda la cordillera sanjuanina. Para estos trabajos es necesario hacer metros y metros de perforación, que sirven para analizar si existe riqueza mineral bajo tierra. Hoy por hoy el cupo que pueden cubrir los sanjuaninos de estos trabajos está prácticamente al máximo y deben sumar más personal y maquinaria en tiempo récord.

Acosta explicó que los maquinistas que se dedican a la perforación son personal muy específico. “Necesitamos al menos un año y medio para que un trabajador esté en las condiciones óptimas de conocimiento y seguridad”, aseguró. Este proceso debe hacerse sí o sí a través de conocimientos actualizados y prácticas en las mismas perforadoras, por lo que son siempre las empresas las que se dedican a hacerlo.

“El centro servirá para un primer paso en lo teórico, donde se los va a formar en la base, después empezarán a hacer prácticas en las empresas, que utilizarán esta masa crítica como una bolsa de trabajo”, detalló el empresario.

Para empezar a formarse no es necesario estudios previos, contó Acosta, pero sí es útil si tienen “conocimientos técnicos de mecánica”. Los perforistas deben no solo conocer cómo hacer funcionar una de las máquinas, sino que también estar preparados para solucionar problemas. Muchas veces trabajan a varios kilómetros de los campamentos mineros, en plena cordillera.

Si bien esta propuesta todavía está en una etapa incipiente, tanto el sector público como el privado de la minería dieron el ok a esta opción. Es que tener perforistas formados pondrá a San Juan también en la punta de la exportación de mano de obra calificada. Las posibilidades de conseguir trabajo en la provincia son inmediatas y luego, si en algún momento baja la demanda local, pueden buscar alternativas en otros puntos del país o en países mineros cercanos.

La demanda de mano de obra calificada muchas veces es similar a lo que sucedía en los ’90 en Argentina, cuando se produjo la primera fiebre exploradora. En ese momento para poder cubrir las necesidades se contrataron operarios chilenos, australianos o hasta canadienses. Ahora, explicaron, quieren que no vuelva a pasar y para eso apostarán a la formación de sanjuaninos.

Fuente Diario Huarpe