Buenos Aires (EPatagonicas) 21 de Julio. – La iniciativa promovida por oficialistas apunta a la creación de una sociedad estatal que tenga prioridad en la explotación del mineral en el país. Además, intenta poner ciertos límites a la incursión foránea al considerar que este recurso será clave para el desarrollo futuro

La apuesta de las multinacionales por el llamado “petróleo del futuro” no detiene su avance.

A la par de la evolución de millonarios proyectos también se van conociendo iniciativas para preservar un mineral estratégico, tanto para el mundo como para la economía argentina.

En este contexto, un sector del oficialismo avanza en un proyecto de ley que apunta a la creación de una empresa de “Yacimientos Estratégicos de Litio ” con el fin de que sea el Estado argentino el que obtenga el mayor rédito en el uso y desarrollo de este recurso.

Además, intenta colocar límites al continuo avance de los capitales extranjeros sobre esta riqueza que ofrece el suelo argentino.

La iniciativa, lleva la firma de los diputados oficialistas Carlos Heller y Juan Carlos Junio.

Como principal disposición establece la creación de la empresa nacional “Yacimientos Estratégicos de Litio”.

En paralelo, le otorga prioridad a esa sociedad estatal para la obtención de permisos de exploración y explotación del mineral.

El marco también le asigna la potestad para “limitar o prohibir la exportación del mineral y sus derivados cuando, en casos de urgencia, así lo aconsejen razones de interés público”.

Además, el proyecto establece que “el Estado Nacional -a través de Yacimientos Estratégicos de Litio Sociedad del Estado- tendrá la primera opción para adquirir el litio y todos sus derivados producidos en el país en las condiciones de precio y modalidades del mercado”.

“Los Estados extranjeros y las sociedades no constituidas en el país, o cuyo funcionamiento como personas jurídicas no haya sido reconocido por las autoridades argentinas, no pueden obtener ni adquirir por sí ni por interpósitas personas, los permisos, concesiones o demás derechos enumerados por esta ley”, consigna el artículo 10.

“En la Argentina debe darse un cambio copernicano, drástico, en la explotación de este mineral que es tan estratégico”, señala Juan Carlos Junio.

“El litio metálico -tercera etapa- se valúa a u$s6.000 el kilo. Hay una enorme posibilidad en la industrialización de las riquezas de Argentina. Avanzar por este camino marca la diferencia entre dependencia y liberación”, completa el legislador.

Materia prima del futuro

“Los carbonatos de litio, de los que Argentina es un gran productor, constituyen la materia prima usada para las baterías que se utilizan en computadoras, celulares y vehículos eléctricos.

“Sin ningún tipo de dudas este mineral serán parte fundamental de los desarrollos de energías de cara al futuro”, asegura el secretario de Minería, Jorge Mayoral.

El proyecto Salar Olaroz tiene una muy buena ubicación si se tiene en cuenta las vías de comunicación y la posibilidad de poder desarrollarlo y comercializarlo saliendo al mundo por el Océano Pacífico, a través del Paso de Jama, hacia los puertos de Chile.

En lo que se refiere al mineral y a las nuevas reservas recientemente descubiertas, el emprendimiento de Olaroz es gran protagonista.

De hecho, este año aportará al mercado mundial 17.500 nuevas toneladas de carbonato de litio “grado batería” y 36.000 toneladas de cloruro de potasio.

Las iniciativas de Posco o de Olaroz lejos están de ser las únicas que vienen creciendo a paso firme y captando dólares de inversores.

Exar, subsidiaria de la minera Lithium Americas, prevé producir en los próximos meses unas 200 toneladas de fosfato de litio para luego avanzar con la explotación de cloruro de potasio.

De este emprendimiento, emplazado en Jujuy, también participa otro “peso pesado”: la automotriz Mitsubishi.

Por su parte, Renault apunta a hacerse de este mineral en la Argentina, de la mano de las compañías francesas Bolloré y Eramet (bajo la denominación comercial Bolera Minera), también en el salar Cauchari.

A la par de estos movimientos, en la zona de la Puna también marchan a paso firme varias iniciativas tendientes a ampliar la infraestructura requerida para desarrollos vinculados con la minería.

FMC Minera del Altiplano -subsidiaria de la estadounidense FMC Lithium- desembolsará alrededor de $200 millones para completar la construcción de infraestructura en Salta, otra de las provincias dotadas de amplias reservas de litio.

El proyecto, conocido hasta el momento como “Fénix”, comenzó a cobrar vida en abril pasado. Se estima que una vez concluido, tendrá una longitud de 135 kilómetros, además de conectar a localidades como Cobres, Olacapato, Salar de Pocitos y Tolar Grande.