Catamarca (EP), 11 de Agosto 2020. Ávila consideró que aumentar las regalías oxigenaría la disponibilidad de recursos al Gobierno.

Dos proyectos vinculados a la explotación de recursos mineros se presentaron en Diputados. Uno, para derogar el régimen de inversiones en la actividad. El otro, que la Provincia reciba el 51 por ciento de regalías de parte de las empresas que operan los yacimientos en Catamarca.

Fue el diputado Hugo Ávila (bloque Unidad Ciudadana) quien elevó ambos proyectos vinculados entre sí. Puntualmente sobre las regalías, el legislador rescata que en la actualidad la provincia recibe por ese concepto “un mísero 2 por ciento, en el caso puntual de la explotación de litio en el Salar del Hombre Muerto” y explica que con la adhesión a la ley de inversiones mineras nacionales se impide al Gobierno “cobrar regalías superiores al 3 por ciento”.

“Es inadmisible que nuestra provincia siga transitando por el camino de entregar de nuestros recursos naturales no renovables a tan bajo costo, sin exigir mayores niveles de ganancias y sin tener una política que plantee claramente la obligación a las empresas de darle valor agregado a nuestra materia prima aquí en Catamarca para de esa forma poder generar más empleo”, sostiene el diputado en la iniciativa.

Además, rescata que otras provincias del país, como Jujuy y Santa Cruz, entre otras “ya están obteniendo porcentajes de ganancias de hasta el 12 por ciento” e incluso hay países que directamente les exigen a las empresas “un proceso de industrialización de esa materia prima y por supuesto niveles más altos de regalías”.

Ya con tono político, Ávila lamentó que los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en el período del 2003 al 2015 “no modificaron la matriz de la explotación minera, solo impusieron a las empresas un 10 % en conceptos de retenciones”.

El diputado evaluó que sin lugar a dudas “la pospandemia nos deja sumergidos en una profunda crisis económica, con caída de los índices coparticipables que recibe la provincia y también con una merma considerable de su propia recaudación tributaria”. Por eso estima que “seguramente la provincia va a tener serias dificultades para abonar los sueldos de la planta provincial y también para ayudar a los municipios a que puedan pagar los mismos”.

“A través de este proyecto planteo que la provincia debe recibir un 51% en concepto de regalías mineras y tratar de avanzar en acuerdos con las empresas que explotan nuestros recursos mineros”, terminó de fundamentar.

Fuente El Esquiú