San Juan (EP), 22 de octubre 2021. Son dos técnicas en Higiene y Seguridad de Jáchal y ahora van a buscar otra profesional en Iglesia.

El Ministerio de Minería de San Juan contrató a dos técnicas en Higiene y Seguridad de Jáchal para que participen en las tareas de monitoreo del agua de los emprendimientos mineros en marcha, Veladero en Iglesia y Gualcamayo en Jáchal. La intención es aumentar la participación de la comunidad en el control ambiental minero, según reconoció el ministro Carlos Astudillo. A las dos jachalleras se sumará otra técnica iglesiana, para que también ese departamento tenga actuación en la tarea.

El ministro negó que la decisión de contratar a las profesionales se deba a que hay escaso interés de la comunidad en participar en las tareas de control. «No me consta», dijo el funcionario. Tampoco aportó el monto de los contratos. «No sería conveniente darlo a conocer», expresó.

El ministro estuvo ayer en Jáchal y junto al intendente Miguel Vega participó en una reunión con las técnicas, en la que se formalizó la firma de los acuerdos. Se trata de Andrea Saavedra y de Ivana Claudia Illanes, que ahora formarán parte del equipo que junto a miembros del Centro de Investigación para la Prevención de la Contaminación Ambiental Minero-Industrial (CIPCAMI), dependiente de la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero, realizarán las tareas de control.

«Queremos profundizar la participación de la comunidad», dijo Astudillo y agregó que cualquier escuela o institución que quiera participar en las tareas de control lo puede hacer.

Los informes que produzca la comisión van a ser entregados tanto a los municipios de Jáchal e Iglesia, al Ministerio de Minería y a las empresas mineras. «Queremos más gente común participando», insistió el funcionario.

Las tareas de monitoreo se realizan en los cursos de agua, a través de tomas de muestras en forma periódica y rotativas en puntos clave predeterminados, para ser posteriormente analizadas en el laboratorio del CIPCAMI.

La actividad de los técnicos permite corroborar en el lugar de la toma de muestras de algunas de las características físico-químicas del agua: nivel de pH, oxígeno disuelto, conductividad, temperatura y turbidez. También se hacen análisis de aniones que permiten medir sulfatos y cloruros; y metales pesados.

El trabajo se realiza bajo estrictas normas técnicas en base a protocolos preestablecidos que preservan las muestras obtenidas a efectos de poder realizar una estricta corroboración de los parámetros reales del recurso hídrico provincial, garantizando de este modo el control permanente de su sanidad, para certificar que la actividad minera no afecte en ningún aspecto la calidad del agua.

Todas las muestras son analizadas por expertos, que proceden a su análisis y comparación con los parámetros históricos de los cauces de los ríos para detectar cualquier tipo de anomalía o bien corroborar la salubridad del agua en los afluentes del río San Juan.

Esta tarea permite hacer una fiscalización y seguimiento que posibilita analizar el comportamiento natural de los ríos, y actuar en forma inmediata ante cualquier causa de alteración que pudiera manifestarse a partir de la actividad humana en la zona.

Ahora, según explicó el ministro, se quiere profundizar la participación de la comunidad y por eso fue la contratación de las técnicas. Una de ellas fue propuesta por el municipio jachallero y la otra formaba parte de un listado de gente desocupada del departamento. Ahora vendrá la designación de otra técnica, pero de Iglesia.

«Queremos que sea la misma sociedad, a través de sus ojos, la que controle lo que pasa en Veladero y Gualcamayo», dijo Astudillo.

Además del control del agua, el CIPCAMI ha incorporado a sus capacidades de monitoreo ambiental el control del polvo y de la calidad del aire. Se trata de equipos de muestreo que se utilizan para evaluar la exposición a determinadas partículas en un proceso que consiste primero en la toma de muestras mediante un elemento de retención, y posteriormente en el análisis de las muestras en el laboratorio.

Se trata de equipos que pueden monitorear, por ejemplo, el impacto de las caleras.

Nuevas

3 Son las técnicas que va a representar a la comunidad en las tareas de control de la calidad del agua. Falta todavía nombrar a la representante de Iglesia.

Josemaría – Proveedores iglesianos

Después de los cuestionamientos dados a conocer por DIARIO DE CUYO referidos a la falta de participación de las empresas iglesianas en el proyecto, directivos de la empresa Deprominsa, que lleva adelante el proyecto de cobre Josemaría, estuvieron reunidos ayer con referentes de la Cámara de Prestadores Mineros de Iglesia (Capresmi). Durante el encuentro quedaron en formar una mesa de trabajo para acordar los servicios que podrán aportar los prestadores. El Ministerio de Minería será veedor

Fuente Diario de Cuyo