Neuquén (EP) 14 de Junio. – La comunidad Campo Maripe, en este caso la familia Mardones, impidió el avance de trabajos para instalar equipos y comenzar a operar en una locación, denominada HP 234, en Bajada de Añelo, según pudo confirmar este diario con voceros de la empresa YPF.

La locación es exactamente en Tratayén, ubicada en la punta de Loma Campana, donde los Mardones “impiden los trabajos de preparación”, se consignó.

Allí se preveía, en dos semanas más, el ingreso de un equipo para comenzar los trabajos de extracción, pero por ahora está todo trabado, en otro ejemplo más de lo dificultoso de la situación para desarrollar con normalidad los trabajos en Vaca Muerta.

El yacimiento en cuestión es el que había sido objeto de un reciente anuncio de la empresa Shell, con una inversión de 300 millones de dólares. El acuerdo fue firmado en febrero de este año, e informado a la Comisión Nacional de Valores, cuando YPF precisó que la firma del acuerdo se celebró con O&G Developments Ltd. S.A. una afiliada de Shell Compañía Argentina de Petróleo.

Por medio de ese entendimiento se acordaron los principales términos y condiciones para el desarrollo conjunto de un piloto de shale oil y shale gas en dos fases, con una inversión conjunta de 305,8 millones de dólares en el área Bajada de Añelo.

De esa participación Shell aportaría el 97,6% e YPF el 2,4%, en un proyecto común en el cual la filial de la petrolera angloholandesa será el operador del área.

Ahora, una familia mapuche ha trabado aquel resonante anuncio, uno de los primeros que se hicieron apuntando a la activación plena de Vaca Muerta.

Fuente Diariamente Neuquen