Neuquén (EP) 26 de Ene. – El líder sindical informó de los alcances firmados con el Gobierno y las cámaras empresarias por la crisis de los telegramas. Además, hizo una llamado al Congreso para asegurar la actividad en la cuenca neuquina.

Ante unos 10 mil trabajadores petroleros que se congregaron en la capital del shale y centro logístico de Loma Campana, el principal yacimiento de YPF en Vaca Muerta, Añelo, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, informó del acuerdo firmado con el Gobierno y las cámaras empresarias que frenaron los casi 700 despidos en el sector.

«Quiero expresar mi reconocimiento y emoción de pertenecer a esta organización, esto se logra con este maravilloso equipo, con unidad. Entramos en una conciliación obligatoria los primeros días de diciembre, en momentos difícil con un gobierno que se iba y otro que no había ingresado, nos dictaron la conciliación sin ninguna reunión. El 27 de diciembre decidimos voluntariamente, como un gesto más de querer resolver los problemas, ampliar hasta el 28 de enero la conciliación voluntaria. Pero no tuvimos reuniones porque las cámaras empresariales no tenían coincidencia, hasta que el viernes con Manuel Arévalo de Jerárquicos, los ministros de trabajos y producción, conseguimos la convocatoria para el lunes», comenzó.

«Caminamos los yacimientos para informarlos y hacerlos parte de todo. Quiero expresar que esto se logra con unidad. Con este gran equipo de delegados, la Comisión Directiva y principalmente los trabajadores que nos respaldan», indicó el dirigente.

Pereyra resaltó que el país vive una profunda crisis financiera y económica, ahogado por una tremenda deuda que el gobierno está renegociando con los acreedores y en ese contexto era importante conseguir un acuerdo entre las partes. «Anoche firmamos este acta, donde se reincorpora a todos los compañeros despedidos», agregó.

El líder sindical remarcó además se logró conformar una mesa de diálogo para atacar los problemas de fondo sino en «40 días vamos a tener el mismo problema». «Por eso pedimos la mesa de diálogo y consenso para solucionar los problemas que frenaron esta actividad. Queremos la paz social y ésta se construye entre todos los sectores», añadió.

Además, confirmó que en febrero ingresará al Congreso nacional un proyecto de ley para blindar Vaca Muerta y darle seguridad jurídica a la actividad. «Para que crezca para generar divisas y salir del ahogo que sufre Argentina, estamos parando de la gran riqueza de la Argentina y la tenemos que poner en marcha», sostuvo.

«Las empresas lógicamente tienen problemas. El país vive una profunda crisis económica y financiera, ahogado en la tremenda deuda externa que el nuevo Gobierno intenta renegociar con los acreedores para poner en marcha al país», sostuvo.

El líder petrolero agradeció a los trabajadores, intendentes, legisladores y a los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez, y Río Negro, Arabela Carreras, por el apoyo para lograr el acuerdo con las cámaras y conseguir que se vuelva atrás con los despidos.

Además, aseguró que los 300 empleados de Petrogas que están en una situación compleja que no va a haber modificaciones. «Cualquier transferencia tiene que tener la firma de la organización sindical», manifestó.

Del acto participaron todos los integrantes de la comisión directiva y trabajadores de todas las delegaciones, de toda la cuenca. Se estima que hubo más de 15 mil personas en Añelo, que desde las primeras horas de la mañana comenzaron a llegar al lugar.

Fuente: LMNeuquen.